Rodrigo Agudo: “Lo que fue el salmón para Chile puede ser la tilapia para Venezuela, ese es nuestro reto”

El asesor agropecuario Rodrigo Agudo, si bien es conocido por su asistencia al sector ganadero y lechero, también es experto de la piscicultura nacional, incluso incursionó en este sector como productor en los años 90. Ahora, contra todo pronóstico, pese a la situación crítica del país, ve con optimismo el renacer de esta área y apuesta a la tilapiacultura más que nunca.

Sirlene Araujo/ Liliana Marín

“Nosotros tenemos el mejor potencial a nivel de Latinoamérica para producir tilapia que países como Honduras, Costa Rica y Colombia, exportadores. Nosotros olvidamos la piscicultura, fuimos pioneros, estuvimos a la par de Colombia en la década de los 90 y nos hundimos en el oscurantismo ideológico y la piscicultura totalmente abandonada, solamente utilizada como mecanismo de vinculación ideológica dentro del autoconsumo con una orientación equivocada”.

Lee también: Venezuela también fue exportador de tilapias

Agudo resalta que la tilapia es el segundo rubro piscícola del mundo y el tercero en comercialización a nivel mundial. “Es el pollo de agua” y base de la alimentación del futuro, “hoy por hoy el 50% del consumo de pescado en el mundo viene del pescado cultivado, cuando hace 15 años solo era el 20%”.

El experto sostiene que “la posibilidad de garantizar la soberanía alimentaria de la sana alimentación de la población del mundo está en el cultivo de los peces y nosotros tenemos una riqueza hídrica que no la utilizamos para nada. Ese es el agro negocio oculto que nosotros debemos despertar y que se puede convertir en un corto plazo en términos de lo que es agricultura y en 4-5 años bien orientado, y con un buen apoyo se puede convertir en el primer rubro de exportación”.

“Veamos el caso de Latinoamérica que pasó con Chile, el salmón y la piscicultura ocasionaron un cambio en la economía chilena”, afirma.

“El salmón es un pez de clima templado, de agua fría. Lo que fue el salmón para Chile puede ser la tilapia para Venezuela, ese es nuestro reto”, asegura Agudo muy optimista.

“Yo fui piscicultor de tilapia en la década de los 90 hasta el año 2000-2001. Cuando cambió la política me desincorporé y hoy digo cuando volvamos. Ya cuando entramos a la juventud de la tercera edad siempre retomamos los grandes deseos de la juventud verdadera y tengo 2 años en una cruzada por rescatar la piscicultura en Venezuela”.

Explicó que en los últimos dos años, “precisamente por la expectativa de exportación, estoy gratamente asombrado de la voluntad y la iniciativa.  Hay un gran desconocimiento, no hay apoyo institucional, no existe organización empresarial que le dé esa sustentación y capacitación. Por eso estamos aquí tratando de levantar y  fomentar, hay varios proyectos, yo estoy apoyando varios, uno en el Zulia, otro en Guárico, otro en el centro; en Portuguesa“.

El asesor agropecuario añade que la piscicultura “se da donde haya ríos. Nosotros tenemos la red hidrográfica más sub-inutilizada o no utilizada; el agua corre todos los días y no la estamos utilizando para producir alimentos. La tilapia la podemos trabajar en los 22 estados donde hay producción agrícola y además de eso la piscicultura puede ser un factor de desarrollo, de búsqueda de eficiencia y productividad en la actividad agrícola y ganadera”.

 

Share