Reuters: Verduras y hortalizas se pudren en las fincas de Venezuela por falta de combustible

Un aproximado de 5.000 toneladas semanales de verduras y hortalizas se están quedando en la montaña de La Grita Táchira por falta de combustible, según productores.

Redacción Vida Agro

#ElCampoEnEmergencia Según reseñó la agencia de noticias Reuters los alimentos se pudren en las fincas de Venezuela por falta de combustible en medio de la pandemia.

«Antes de la cuarentena salían semanalmente de La Grita, 500 camiones cada uno cargado con 10 toneladas de verduras y rumbo a los mercados de las principales ciudades», informó Rober Maldonado, representante de los agricultores en el municipio Jáuregui, del estado Táchira.

«Un aproximado de 5.000 toneladas semanales de verduras y hortalizas se están quedando en la montaña por falta de combustible».

Esta lamentable situación no es la primera vez que sucede en Venezuela. En julio de 2019 también se suscitó un drama similar en los estados andinos por falta de combustible. En esa oportunidad Maldonado contó a Vida Agro que «más de 5 mil toneladas de hortalizas se quedaron varadas cada semana por la escasez de gasolina en los municipios productores de los Andes, lo que se tradujo en un 30% de pérdidas.

Lee más: Más 5 mil toneladas de hortalizas se quedan varadas en los Andes por falta de combustible

Los agricultores de La Grita, sin suficiente dinero para pagar la mano de obra que saque de la tierra los cultivos de zanahoria, calabacín, repollo, remolacha, lechuga, entre otros, prefieren entregarlo en donación a iglesias, regalarlo o venderlo a muy bajo precio a vecinos de la zona.

“La lechuga se la echo al ganado porque esta perdida”, dijo Angel Mora, un agricultor de 55 años en La Grita, en el estado andino de Táchira en la frontera con Colombia. “Se siente nostalgia porque este es nuestro pan. Nosotros tenemos hijos y nietos por mantener”, agregó.

No hay una cifra oficial de cuántas verduras y hortalizas se han perdido en todo el país por la falta de gasolina para los camiones. El Ministerio de Información de Venezuela no respondió un pedido de comentario.

Las dificultades para transportar los cultivos en medio de la peor escasez de combustible que sufre la nación en más de una década se notan en las estanterías de los comercios.

En algunas regiones del país, los anaqueles tienen aún productos secos como pasta y enlatados, entre otros, pero las verduras son escasas y los precios de la carne y el queso se han disparado en todo el país, que ya va en su tercer año de hiperinflación, según representantes gremiales.

“No están llegando los camiones de Táchira y por esos lados y el pueblo se alimenta de verduras” dijo Remo Di Marcantonio, director Fedecámaras en el estado Anzoátegui, en el oriente venezolano.

Share