Productores siembran soya “agostera” en Turén

El presidente de Productores Agrícolas Independientes (PAI) y director de Oleaginosas de Fedeagro, Ramón Elías Bolotín, dijo que “hay una propuesta en la Ruta de la Soya para producir semilla “común” en agosto con el fin de sembrar 50.000 hectáreas el próximo invierno 2018″.

Redacción Vida Agro

Pese a que en Turén, la zona maicera por excelencia en Venezuela, no se sembró el maíz esperado por falta de semillas e insumos agrícolas, la soya sí logró prosperar en la zona.

Recomendado: Paso a paso para sembrar soya en Venezuela, por Pedro Raúl Solórzano

“Agronómicamente, la soya es un éxito en Venezuela. Agricultores han vencido al mal tiempo, plagas y enfermedades, pero no pueden con un mal gobierno”, escribió Bolotín en su cuenta en Twitter.

Resaltó que tienen “una propuesta en la Ruta de la Soya para producir semilla “común” en agosto con el fin de sembrar 50.000 hectáreas el próximo invierno 2018″.

La Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), a través del movimiento La Ruta de la Soya, retomó en 2016  el cultivo del rubro, lo que representa el renacer de la soya en Venezuela. El país necesita 1 millón de hectáreas para autoabastecerse.

Lee: Renació la soya en Venezuela: arrancó la cosecha en Turén

Bolotín resaltó que el movimiento La Ruta de la Soya busca promover el cultivo en el país, desde Barinas hasta Monagas y desde Bolívar hasta Falcón. El mercado nacional requiere un millón 400 mil toneladas de harina oleoproteica, en el que un 98% es importada, al igual que la demanda nacional de grasas comestibles, cuyo requerimiento es de 700 mil toneladas.

Sin embargo, Bolotín lamentó que en este ciclo 2017 solo se podrán sembrar 3.000 hectáreas de soya de las 50 mil que tenían planificadas por falta de semillas y demás agroinsumos. “Se tenía que importar la semilla de Brasil, estaba todo listo, pero el Gobierno no concretó la compra”, señaló el director de Fedeagro.

Actualmente, en Venezuela se debe importar casi la totalidad de la soya que se necesita para la elaboración del alimento balanceado para los animales y el aceite. Sin embargo, ante la escasez de divisas en el país ha mermado estas importaciones, lo que ha incidido también en el abastecimiento e incremento de los alimentos finales.

Share