Productores de frutas cítricas claman por semillas y agroquímicos

El director de Frutales de Fedeagro, Rafael Cabrera, informó a Vida Agro que la situación es crítica. Exigió mayor seguridad para seguir cultivando en las unidades de producción.


Milagros Palomares

“Pedimos que nos dejen producir, no que nos regalen insumos en Agropatria, exigimos mayor acceso a ellos para seguir produciendo alimentos y frutas en Venezuela”.

Con este clamor, Rafael Cabrera, director de frutales de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) hizo un llamado urgente al Gobierno nacional para que ofrezca soluciones con la escasez de fertilizantes y fungicidas, indispensables para el desarrollo de los cultivos.

Lee: Fedeagro: “No disponemos de un solo kilogramo de fertilizantes, semillas  y agroquímicos para la siembra 2017

En Venezuela, actualmente hay 35.000 hectáreas sembradas de frutos cítricos, principalmente naranjas y limones. El estado Yaracuy lidera la siembra con 18.000 hectáreas, sobrepasando al estado Carabobo con 13.000 hectáreas, entidad productora de naranjas por excelencia.

 

De acuerdo con las estadísticas que maneja Fedeagro en su portal web, al cierre de 2015 se tuvo una producción de 429.296 toneladas de naranja. Sin embargo, el escenario para 2017 es incierto.

“El problema es bien crítico por la falta de semillas y agroquímicos”, advierte el director de frutales de Fedeagro, quien explicó el impacto por la fertilización inadecuada.

Lee también: Productores de naranjas de Carabobo y Yaracuy se declaran en emergencia

“Para hacer un kilo de concentrado de jugo de naranja se requieren 12 kilos de fruta, pero las naranjas no están madurando adecuadamente. No sintetizan los carbohidratos y azúcares por falta de nutrientes esenciales como potasio y magnesio. En consecuencia, para un kilo de concentrado ahora se usan 16 kilos de naranja”.

Se quejó de que el Ejecutivo nacional pretenda centralizar la venta de agroinsumos. “Agropatria está quebrada, ahora habrá más escasez de alimentos porque no podemos seguir produciendo”.

El directivode Fedeagro añadió que a este padecimiento se une la estructura de costos que la devora la inflación. “Un kilo de naranja se estimó en 136 bolívares, y en marzo ya va por 180 bolívares. Entonces nos quedamos rezagados, no logramos cubrir los costos operativos”.

Acciones más contundentes exigió Cabrera a los organismos policiales en relación con la inseguridad que azota a los productores. “No hallamos cómo atender nuestras unidades de producción porque todos los días es un atraco, un robo. Le pedimos al Gobierno una actuación más firme en las zonas rurales”.

Share