Productores acuerdan precio del kilo de cebolla a 0,3 dólares a puerta de finca

Agricultores y comerciantes se reunieron en Quíbor, Lara, para discutir la estructura de costos de diferentes rubros. Venezolanos pagan en otras divisas frutas, hortalizas, carnes y quesos.

Milagros Palomares

Más de 200 agricultores de los estados Lara, Falcón, Aragua, Carabobo, Mérida y Táchira acordaron fijar, este viernes 10 de enero, un precio referencial de 0.3 dólares (Bs. 24.774) el kilo de cebolla redonda, a puerta de finca,una de las principales hortalizas más producidas y consumidas en el país.

La medida obedece a la “dolarización” de los insumos agrícolas, el combustible y los fletes. Argumentan la decisión en la dificultad para conseguir insecticidas y fertilizantes (la mayoría adquiridos en dólares o pesos en el mercado negro), la agonía para surtir combustible, así como también la inseguridad y la disminución en la cantidad de hectáreas sembradas.

En la reunión, realizada en el Valle de Quíbor, Lara, también participaron comercializadores de los mercados mayoristas de Coche y Mercabar, compradores de cebolla que son intermediarios entre el agricultor y las cadenas de supermercados, además de ingenieros agrónomos y técnicos que brindan asesorías en los campos.

“El punto principal a tratar fue la valoración y pago justo de este rubro, dolarizarlo como ha ocurrido con todo en Venezuela. Se acordó un precio, por ahora, de 0.3 $ el kilogramo de cebolla a puerta de finca”, informó a Vida Agro la ingeniera agrónoma Zonia Bonilla.

La también productora de hortalizas añadió que esperan poder realizar otra reunión el 31 de enero, y entre otras acciones se creará otro gremio que agrupe a los productores de hortalizas como cebolla, tomate, pimentón; además de frutas como melón, patilla, lechosa, y otros cultivos que “actualmente no tienen representación en ninguna organización”.

Los productores agrícolas se están ajustando a una realidad que ya no sorprende en Venezuela. Desde hace dos años, aproximadamente, los consumidores que no cuentan con gran cantidad de bolívares en efectivo, o la posibilidad de hacer transferencias bancarias, echan mano de las pocas divisas en dólares o pesos que les envían sus familiares del exterior para adquirir víveres, frutas, hortalizas, carne o productos lácteos.

Desde los primeros días de enero esta forma de pago se ha visto con mayor intensidad en los mercados de verduras o en las cadenas de supermercados del país.

“Cada vez hay más establecimientos que reciben moneda extranjera. Por ejemplo, ya en Enne aceptan dólares para uno pagar las compras”, aseguró Yeslany Dávila, residente del sector Pomona, en la ciudad de Maracaibo.

Y en los negocios del mercado mayorista de San Francisco, antes Mercamara, el comerciante Eduardo Rosales cuenta que cuando no funciona el punto de venta para pasar las tarjetas electrónicas, les aceptan dólares en efectivo a los compradores.

“El mismo cliente lo propone porque muchos no manejan las transferencias. Esto es sólo una opción de pago, no es obligado porque funcionarios de la Sundde están supervisando constantemente”.
La tasa del dólar se cotiza a la fecha (11 de enero) en 82.583 bs, y el indicador oficial del Banco Central de Venezuela se ubica en 67.213 bolívares.

La hiperinflación en Venezuela comenzó en noviembre de 2017, cuando se registró una inflación mensual de 56,7 % e interanual de 1370 %. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que en el año 2019 la hiperinflación llegaría al 10.000.000%.

Share