12May/19

Estos son los 18 cultivos y animales declarados por Maduro como rubros de “guerra” (+GACETA)

Un total de 18 cultivos y animales fue declarado como rubros de “guerra”, según se publicó en el decreto 3.834 de la Gaceta Oficial N° 6.450 del 17 de abril de 2019.

Los cultivos y crías catalogados en el renglón bélico enunciados son:

Frijol, topocho, plátano, caraota, maíz, papa, quinchoncho, yuca, ocumo, ñame, auyama, apio, plantas medicinales; así como la cría de especies animales: Caprino, cunícola, avícola, ovino y porcinos.

Ni los bovinos, ni el arroz ni las hortalizas fueron incluidos en este renglón. Llama la atención que los tubérculos dominan la lista, junto con el maíz, el primer cultivo que más se había sembrado en el país. Fedeagro estima que este 2019 se cultivarían apenas unas 100 mil hectáreas, muy lejos de su récord de 800 mil hectáreas logradas en el 2008.

Estas especies vegetales y animales señaladas en la Gaceta “gozarán de condiciones privilegiadas”, según se lee en el decreto, “para la producción y procesamiento de sus semillas y material genético, con el fin de aumentar la producción, mejorar sus rendimientos, proporcionar los insumos necesarios para su producción o procesamiento”.

El decreto se enmarca, de acuerdo con lo expuesto en el documento, en el “estado de excepción y emergencia económica”, que ya lleva más de dos años vigente en el país.

Con respecto al término “cultivos y crías de guerra, el texto legal argumenta que este “debe entenderse como la condición que adquieren estos rubros ante la amenaza actual y efectiva a las condiciones básicas para su producción, procesamiento y acceso de los rubros objeto de este Decreto (…), siendo obligación del Estado, mediante sus políticas públicas, asistir a la población en su derecho a la protección frente a situaciones que constituyan amenazas, vulnerabilidad o riesgo para su integridad física”.

Sin embargo, aún no queda claro qué significa este concepto, pues en la Gaceta no se explica a qué tipo de amenaza se refiere y qué implicaciones tendrá en el productor, que cada vez está más diezmado ante la inacción de un Gobierno que lo afixia y lo pone contra la pared.

La principal preocupación que se suscita cuando se escuchan las palabras “rubro de guerra” es la inminente confiscación de las siembras de los productores. Temor más que fundado ante los resultados y consecuencias de los 20 años del “Socialismo del siglo XXI”: Más de 4 millones de hectáreas expropiadas, arrasadas e improductivas.

Y es precisamente esta otra preocupación, la confiscación de tierras, es la que se retoma en la Gaceta, en el artículo 4, númeral 8:

“Se promoverá la recuperación y regularización de tierras de alta calidad para el establecimiento de unidades de producción de semillas y cría de rubros objeto de este decreto”.

La mayoría del contenido de la Gaceta es reiterativo con la “soberanía alimentaria” y ambiguo en otros apartados, por lo que se puede hacer varias interpretaciones o inferencias al leer algunos artículos.

Sin duda, uno de los principales objetivos de este decreto es instaurar de una vez por todas el “ecosocialismo”, que implica volver a los conucos, a las prácticas ascentrales, dejar a un lado las variedades y prorizar en la producción nacional de semillas, y olvidarse de las semillas importadas de países tradicionales, dando prioridad a la ” transferencia tecnológica, desarrollo de la revolución del conocimiento y oportunidades asociadas a las relaciones geopolíticas internacionales, desarrolladas por la Revolución”. Lo que se traduce en más presencia de tecnología iraní, rusa, bielorrusia y cubana.

El texto legal establece “medidas especiales en cuanto al uso de la tecnología e innovación, prácticas ancestrales y las condiciones edafoclimáticas de nuestro país, con miras a la seguridad y soberanía agroalimentaria nacional”.

“Se promoverán sistemas de certificación internacional de semillas de producción nacional, a través de la Comisión Nacional de Semillas, con miras a la exportación, una vez satisfecha la demanda nacional de cada rubro”.

Por ello, en el decreto se emplaza a la creación de el “Plan de Desarrollo de los Cultivos y Crías de Guerra” Estratégico que debe ser elaborado, en 30 días a partir de la fecha de la publicación, por 10 entes públicos como el Inia, Insai, Fondas, el Inti, entre otros.

También ordena a “la banca nacional pública o privada, aplicar a los financiamientos que se
otorguen para el desarrollo de las actividades productivas de los rubros
objeto de este Decreto, condiciones preferenciales y de fácil accesibilidad
para los productores de dichos rubros”.

Asimismo, señala que se implementarán, en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas,
“incentivos económicos y fiscales” para promover la producción y
procesamiento de los rubros objeto de este Decreto.

Por último, será el Ministerio del Poder Popular para Agricultura Productiva y Tierras el encargado de la ejecución de este decreto.

……

A continuación anexamos quí el texto íntegro de la Gaceta

CONSIDERANDO

La necesidad de contribuir a la Seguridad Alimentaria Nacional desde el desarrollo de un fortalecido sistema de producción, mejoramiento y distribución de la semilla nacional y de la genética animal para el desarrollo del rebaño
nacional;

CONSIDERANDO

La necesidad de impulsar un modelo de desarrollo ecosocialista, la
sincronización de las potencialidades agrícolas, agroindustriales, pecuarias y económicas, así como los principios de corresponsabilidad y articulación del sistema nacional de planificación, y el rol protagónico del poder popular y las distintas instancias de gobierno,

CONSIDERANDO

El potencial de dinamismo subregional, como elemento articulador de las estratégicas de desarrollo económico nacional, transferencia tecnológica, desarrollo de la revolución del conocimiento y oportunidades asociadas a las relaciones geopolíticas internacionales, desarrolladas por la Revolución.

DICTO

El siguiente, DECRETO N° 16 EN EL MARCO DEL ESTADO DE EXCEPCIÓN Y DE EMERGENCIA ECONÓMICA, MEDIANTE EL CUAL SE DECLARAN COMO CULTIVOS Y CRÍAS DE GUERRA, LAS ESPECIES VEGETALES Y
ANIMALES QUE EN ÉL SE INDICAN.

El término de cultivos y crías de guerra, debe entenderse como la condición que adquieren estos rubros ante la amenaza actual y efectiva a las condiciones básicas para su producción, procesamiento y acceso de los rubros objeto de este Decreto, y la necesidad de éstos, por constituir rubros de origen vegetal y animal, indispensables para la alimentación y subsistencia de la población en
tales condiciones, siendo obligación del Estado mediante sus políticas públicas, asistir a la población en su derecho a la protección frente a situaciones que constituyan amenazas, vulnerabilidad o riesgo para su integridad física.

Artículo 1.

Se declara como cultivos de guerra, a los fines de atribuirle condiciones especiales a sus respectivos encadenamientos productivos, en función a las necesidades de consumo de alimentos, la producción de semillas de las siguientes especies vegetales:

Frijol, topocho, plátano, caraota, maíz, papa, quinchoncho, yuca, ocumo, ñame, auyama, apio, plantas medicinales; así como la cría de especies animales: Caprino, cunícola, avícola, ovino y porcinos.

Las especies vegetales y animales antes referidas gozarán de condiciones privilegiadas para la producción y procesamiento de sus semillas y material genético, con el fin de aumentar la producción, mejorar sus rendimientos, proporcionar los insumos necesarios para su producción o procesamiento; asegurar la existencia de material genético animal destinado al mejoramiento del rebaño nacional, para que puedan abocarse a la producción acelerada de tales elementos, impulsar y asegurar la producción agropecuaria del país, para la distribución, comercialización y consumo por parte de la población.

Artículo 2.

Las disposiciones contenidas en este Decreto, tendrán por objeto privilegiar e incentivar la producción, mejoramiento, procesamiento y
distribución de las especies vegetales y animales indicadas en el artículo
anterior, mediante la ejecución de Planes de Desarrollo Estratégico que
contemplen las características integrales de cada rubro a desarrollar, para una óptima producción, considerando medidas especiales en cuanto al uso de la tecnología e innovación, prácticas ancestrales y las condiciones edafoclimáticas
de nuestro país, con miras a la seguridad y soberanía agroalimentaria nacional.

Artículo 3.

Los entes públicos que a continuación se indican deberán articular
la ejecución de las actividades materiales, productivas, financieras, tecnológicas y de innovación, así como de los planes y programas para el desarrollo de los rubros indicados en el artículo 1 de este Decreto, en condiciones excepcionales de guerra.

Dichas instituciones serán: La Fundación Tierra Fértil, el Instituto
Nacional de Salud Agrícola Integral (INSAI), el Instituto Nacional de Tierras (INTi), el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (FONDAS), la Empresa de Propiedad Social Agropatria, S.A., todos entes adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras; la Corporación para el Desarrollo Científico y
Tecnológico, S.A. (CODECYT), adscrito al Ministerio del Poder Popular de Ciencia y Tecnología; y, la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez.

Asimismo, las demás instituciones públicas o privadas que el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras incorpore, a los fines de coadyuvar al objeto de este Decreto.

Artículo 4.

El Plan de Desarrollo de los Cultivos y Crías de Guerra Estratégico para cada rubro objeto de este Decreto deberá ser elaborado por las instituciones indicadas en el artículo anterior, en un lapso de treinta (30) días, contados a partir de la publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Dichos Planes deberán contemplar los objetivos, metas y aspectos a desarrollarse en el ámbito agrícola, pecuario, ambiental, comercial, social y de seguridad.

3. Se analizarán e implementarán mecanismos especiales para la
simplificación de trámites de las actividades del encadenamiento
productivo de los rubros objeto de este Decreto.

4. Se creará un Plan Nacional de Formación continua en Producción y
Procesamiento de Semillas y de Cría para los rubros objeto de este
Decreto, destinado a agricultores, técnicos y productores semilleristas, para la incorporación de nuevos actores y recursos en el
encadenamiento productivo, así como la optimización de los procesos.

5. Se desarrollará un Plan de Seguridad Integral, articulando con los Ministerios del Poder Popular con competencia en Relaciones Interiores,
Justicia y Paz y Defensa, a los fines de garantizar la permanencia e
integridad de las unidades de producción, los recursos materiales y sus actores.

6. Se dispondrán condiciones especiales para el suministro o contratación de insumos y servicios agrícolas necesarios, a los fines de asegurar la producción integral de los rubros objeto de este Decreto.

7. Se promoverán medidas necesarias para incrementar las capacidades de las plantas de procesamiento de semillas y laboratorios genéticos existentes, en función de los rubros de este decreto.

8. Se promoverá la recuperación y regularización de tierras de alta calidad para el establecimiento de unidades de producción de semillas y cría de rubros objeto de este decreto.

9. Se promoverán sistemas de certificación internacional de semillas de producción nacional, a través de la Comisión Nacional de Semillas, con miras a la exportación, una vez satisfecha la demanda nacional de cada rubro.

Artículo 5.

A los fines promover, incentivar e impulsar el establecimiento de las
actividades productivas en los rubros objeto de este Decreto se establecen las siguientes condiciones:

1. La banca nacional pública o privada, aplicará a los financiamientos que se
otorguen para el desarrollo de las actividades productivas de los rubros
objeto de este Decreto, condiciones preferenciales y de fácil accesibilidad
para los productores de dichos rubros.

2. Se analizarán e implementarán, en coordinación con el Ministerio del
Poder Popular con competencia en materia de Economía y Finanzas,
incentivos económicos y fiscales para promover la producción y
procesamiento de los rubros objeto de este Decreto.

Artículo 6.

El Ministerio del Poder Popular para Agricultura Productiva y Tierras
queda encargado de la ejecución de este Decreto.

Artículo 7.

El presente Decreto entrará en vigencia a partir de su publicación
en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Dado en Caracas, a los diecisiete días del mes de abril de dos mil diecinueve.

Año 208º de la Independencia, 160° de la Federación y 20° de la Revolución
Bolivariana.

Ver la Gaceta aquí

01May/19

OPINIÓN | Unidos recuperaremos el exquisito aroma del café venezolano, por Werner Gutiérrez

En Venezuela, enmarcado en el “Día Nacional del Caficultor”, cada 24 de abril rinde homenaje a los agricultores dedicados al cultivo del café, rubro que tuvo una significativa relevancia en nuestra economía de los siglos XIX y buena parte del XX.

Continue reading

15Abr/19

OPINIÓN | Agro venezolano: de la ciencia ficción al planeta de los simios, por Werner Gutiérrez

La desconexión de la realidad de quienes mal dirigen las políticas agrícolas de Venezuela es evidente durante el “Socialismo del siglo XXI”. Particularmente en estos últimos años, sobrepasa el límite de lo absurdo, introduciéndonos en historietas propias de una película de ciencia ficción.

Continue reading

12Abr/19

El ocaso del maíz: se sembrarían apenas 100 mil hectáreas (si acaso) en 2019

El campo venezolano atraviesa una de las peores crisis de su historia. El ciclo de siembra más importante del año, que inicia en el abril-mayo está perdido, debido a la falta de semillas, insumos, agroquímicos, control de precios, una hiperinflación sin precedentes, y nefastas políticas que conducen a la destrucción del agro criollo.

Continue reading