La siembra del principal rubro de Venezuela está en riesgo por falta de semilla

El maíz es principal cultivo en Venezuela y hoy su siembra peligra por falta de semillas. Así lo alertó el director de Oleaginosas de Fedeagro, Ramón Elías Bolotín, a través de su cuenta en Twitter.


Sirlene Araujo

“Al día de hoy no hay acuerdos para importar semillas, y la siembra arranca el 15 abril. El clima no espera, cuando comience lluvias en abril hay que sembrar maíz, si no hay semillas a tiempo se pierde el ciclo”, sostuvo Bolotín.

El también directivo de Productores Agrícolas Independientes (PAI), señaló que “a solo 60 días del inicio siembra maíz en Venezuela los principales proveedores de semilla informan que no hay acuerdos con el Gobierno”, quien es el único ente autorizado para importar semillas.

Bolotín precisó que “la producción nacional de semilla a caído a -10% por el injusto control precio y expropiaciones”.

El maíz fue el primer rubro cultivado por los indígenas venezolanos. Hoy sigue siendo el cereal más sembrado en el país. La mayor producción del cereal se obtuvo en 2008 con 2 millones 995 mil 710 toneladas, según cifras de Fedeagro.

El país necesita alrededor de 1.300.000 toneladas de maíz blanco para cubrir la demanda. Hasta 2012, Venezuela se autoabastecía de este rubro.

De acuerdo con Fedeagro, en 2016 se lograron unas 500.000 toneladas. “La meta eran 650 mil hectáreas y se lograron solo 450 mil entre Barinas, Portuguesa, Cojedes, Zulia, Aragua, Guárico, Anzoátegui, Monagas y Bolívar”, dijo recientemente Celso Fantinel, vicepresidente de Fedeagro.

Esta confederación y sus programas de producción cubren en el país el 85% de la demanda, unos privados casi un 7% y el Gobierno entre 6% o 7%.

El ministro de Agricultura, Wilmar Castro Soteldo, dijo esta semana que la meta del Gobierno era duplicar la superficie de siembra este año. Reconoció que “la participación del sector privado en la producción nacional es de 82%, ante un 18% del Estado”.

“Se plantea el reto de alcanzar una situación deseada de participación del 40% -50% del Estado y 60%-50% del sector privado. Eso no quiere decir que vamos a quitar producción al sector privado, lo que quiere decir es que vamos a llenar un espacio vacío que demanda producción para satisfacer, en primer lugar, el consumo real que nuestro pueblo requiere de mínimo 2 mil 300 kilocalorías de alimentos nutritivos”, señaló Castro Soteldo.

Agregó el ministro que “en segundo lugar, 90 días o 3 meses de reserva estratégica y en tercer lugar, por lo menos un 20% de excedente para la exportación. Y para ello se ha elaborado el ‘Plan de los 90’, donde se hace un nuevo enfoque de las corporaciones agrícolas, alimentación y pesca, con la creación de alianzas entre diferentes sectores”, dijo el ministro.

Share