La grosella en Venezuela crece en zonas como Portuguesa

La grosella roja o grosella común (Ribes rubrum) es el fruto del grosellero, un arbusto caduco, de la familia de las Grosulariáceas, que se cultiva y crece de forma silvestre en zonas de climas templados y fríos, pudiendo alcanzar los 2 metros de altura. Pero también se adapta a climas no tan fríos como el caso venezolano.

Redacción Vida Agro
Foto: Cortesía @manuelcalado

En Venezuela, usuarios y seguidores de Vida Agro en Twitter reportan que la grosella crece en zonas no tan templadas como el estado Portuguesa.

El agricultor Manuel Calado (@manuelcalado) señala que a la Grosella “también se le conoce en Portuguesa, como semeruco”, sin embargo, este tiene otras características que lo diferencian.
Lee:El semeruco o cereza, entre las frutas originarias de Venezuela

También, la agricultora de Turén, Irene Pastuszak , seguidora de Vida Agro en Twitter compartió con este portal una foto de su arbusto de grosella. “Este es mi arbolito de Grosella, preparado para dar sus frutos”.

La grosella es originaria de parte de Europa Occidental (Francia, Bélgica, Países Bajos, Alemania, norte de Italia y norte de España).

Según el portal regmurcia.com, las grosellas son frutos comestibles o bayas desarrolladas a partir de las flores que crecen en primavera a los lados de un racimo colgante, similares a las uvas, pero de menor tamaño. Su forma característica es redondeada, de aspecto globoso, con 7-10 mm de diámetro, semillas en su interior que apenas se aprecian durante su ingesta, y color rojo brillante traslúcido cuando alcanza la madurez idónea para su consumo (aunque existen diferentes variedades blancas, verdes, negras o moradas).
Su sabor, con ciertos toques ácidos, estalla en el interior de la boca al romper su fina y tersa piel, con un efecto que proporciona cierto frescor en el paladar.

Share