Importaciones de alimentos brasileños cayeron casi 60% en 2016

Carnes sin hueso de bovinos, congeladas representaron $130 millones, con un retroceso de 75% respecto al año anterior; “carnes de pollo y gallina”, $128 millones (-57%); azúcares de caña -32%, hasta tan solo $94 millones.

Las estadísticas anualizadas del ministerio de Industria y Comercio Exterior de Brasil muestran que entre enero y diciembre pasados los envíos totales facturaron $1.275 millones, contra $2.986 millones en igual período de 2015, lo que supone esa caída del 57,28% en términos de dólares, reseñó la agencia de noticias EFE.

Ya en 2015 el retroceso había sido de 35% respecto a 2014.

Este desplome de las compras a la principal economía de América del Sur y tercer mayor proveedor de Venezuela (después de Estados Unidos y China), coincide con una fuerte reducción de las importaciones totales de Venezuela, mientras el Gobierno nacional da prioridad al ahorro de divisas para cumplir estrictamente con sus compromisos de deuda pública financiera externa.

importacionesvenezolanas

Las compras venezolanas a Brasil se han desplomado cada año, desde los picos históricos de $5.150 millones en 2008 y $5.056 millones en 2012, cuando este país fue formalmente admitido en Mercosur.

“Carnes sin hueso de bovinos, congeladas” representaron $130 millones, con un retroceso de 75% respecto al año anterior; “carnes de pollo y gallina”, $128 millones (-57%); azúcares de caña -32%, hasta tan solo $94 millones.

De los 10 principales productos importados por Venezuela desde Brasil, ocho fueron alimentos, el resto es el barco de guerra y “teraflato de polietileno”, en forma primaria, una resina termoplástica en la que se gastaron $30 millones de dólares y hubo un aumento en la facturación de 7,40% respecto al año anterior.

La mayor caída es evidente en las importaciones venezolanas de “animales y vivos y productos del reino animal” provenientes de Brasil, con un desplome del 68,21%, hasta $408 millones, contra $1.283 millones en el año anterior.

En los últimos años, productores brasileños y venezolanos afincados en Brasil habían cultivado un próspero negocio vendiendo ganado en pie para ser sacrificado en Venezuela. En este renglón de animales vivos la caída fue de -89,12% en el año.

El vecino del sur también es principal proveedor de carnes de pollo, cerdo y ganado.

Las compras de carnes congeladas de res cayeron 66%, desde $891 millones en 2015, hasta $301 millones el año pasado.

El renglón “leche y derivados, huevos y miel natural” cayó 63%, desde $250 millones hasta $91 millones.

En “productos del reino vegetal”, el retroceso promedio fue apenas un poco más leve, desde $134 millones en 2015, hasta 75 millones el año pasado (-43,6%).

Cereales (-21%); semillas y frutos oleaginosos (-48%), café, té y especias (-69%) muestran las mayores caídas.

Las grasas y aceites animales y vegetales cayeron 51%, desde $36 hasta 17 millones de dólares; mientras que las compras venezolanas de productos de la industria alimentaria y de bebidas bajaron -45% desde $366 millones hasta $198 millones de dólares en el año.

Respecto a las exportaciones venezolanas hacia Brasil, sumaron tan solo $415 millones en el año, un retroceso de 39% respecto a los $680 millones embarcados el año comparado.

⊃ Redacción Vida Agro

Share