Gobierno ordena esquema 70-30: La Agroindustria debe dirigir el 70% de su producción a los Clap y solo el 30% a la red privada

 

El ministro de Alimentación, Luis Medina,, acotó que hay algunos productos que  pueden requerir que se aplique la fórmula 60-40, “la idea es no asfixiar el sector agroindustrial”.  Alegó que el propósito principal es que “los combos Clap se armen con producción nacional”.

S. Araujo

“El Presidente ordenó que volviéramos con el tema de la distribución 70 – 30 para aumentar la producción nacional , el 70% es lo que va a la red pública, Clap,y  el otro 30% a la red privada que le permite trabajar con margen de ganancia. Vamos a ir revisando con cada rubro del sector para aplicarlo progresivamente”,  anunció el ministro de Alimentación, Luis Medina, este miércoles durante una mesa de trabajo para bajar el precio de distintos productos al 15 de diciembre, realizada en el Ministerio de Agricultura en Caracas, con empresas de harina de maíz y arroz.

Medina acotó que hay algunos productos que  pueden requerir que se aplique la fórmula 60-40, “la idea es no asfixiar el sector agroindustrial”.  Alegó que el propósito principal es que “los combos Clap se armen con producción nacional”.

Según Medina, 80% de las empresas del país no cumplieron con el acuerdo de precios acordados durante las pasadas mesas de trabajo. Informó que se concederá 15 días de crédito para cancelar la mercancía, a cambió los empresarios “deben hacer lo mismo con las cadenas de comercialización” .

El superintendente para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), William Contreras, también presente en la reunión, aseguró que la Sundde supervisará los comercios y pedirá que se cumpla lo anunciado por el presidente Nicolás Maduro y el vicepresidente, Tareck El Aissami.

“Nosotros vamos a supervisar que se cumpla con la medida que se giró a partir del día lunes (…) En el marco del consejo nacional de economía productiva, de los 15 motores hay un esquema de trabajo con los diferentes sectores asociados con el tema de la producción. No es una cosa extraordinaria solo que en este caso se agrega en el sentido de cumplir con la estabilidad de los precios”, apuntó.

Para Contreras, el alza de los precios corresponde a un “boicot” por parte del sector privado.

El superintendente informó que “no es decisión de los empresarios considerar o no la medida de disminución de precios, sino que es una obligación”. Será este viernes 19 de enero cuando se acuerde una nueva reunión entre representantes del gobierno y al menos 26 cadenas de supermercados para evaluar esquemas de precios de distintos productos.

Asimismo, Contreras enfatizó que “las empresas están obligadas a marcar los precios en sus productos con los precios acordados“. Señaló que la Sundde verificará si efectivamente se está cumpliendo con los parámetros de normas de contabilidad, márgenes comerciales y marcaje de precios.

 

 

Share

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.