Gobierno bloqueó código Sica a Empresas Polar y no puede mover ni un solo kilo de producto

El presidente de Polar, Lorenzo Mendoza, exigió «dejar sin efecto esta medida arbitraria que atenta contra la seguridad alimentaria».

S. Araujo

En medio de una pandemia histórica mundial, y cuando el hambre tumba la puerta a los venezolanos, este viernes 24 de abril, Nicolás Maduro anunció sorpresivamente, en cadena nacional, la venta supervisada en Empresas Polar, Plumrose, y mataderos del país, acusándolos de «especuladores». Así como la ocupación temporal por 180 días de la empresa oleaginosa Coposa, en Acarigua, y el regreso de la regulación de precios de al menos 27 productos.

Estas medidas no son nada nuevo en los últimos 15 años en Venezuela. Las amenazas, expropiaciones y regulación de precios ha sido una «política de Estado» desde el 2004. En el último año sólo se dio un descanso o «falsa tregua» para dar la sensación de «estabilidad» de la economía. A la final, todo fue un espejismo. La pesadilla continúa.

En un comunicado difundido, a través de las redes sociales de Empresas Polar, Mendoza afirmó que esta medida arbitraria «afecta gravemente todos los esfuerzos que está haciendo la compañía para garantizar el abastecimiento de alimentos en este momento tan crítico para el país».

«El día 24 de abril, la planta productora de harina precocida de maíz, ubicada en Turmero, estado Aragua, recibió una nueva fiscalización por parte de funcionarios de Sundde, Sunagro y Sencamer. Cuando apenas estaba comenzando dicha inspección, fue anunciada de manera sorpresiva y por televisión la supuesta medida de venta supervisada de todos los productos de Alimentos Polar, sin que mediara procedimiento administrativo alguno, ni existiera justificación para esta medida», relató el empresario.

Mendoza insiste que «no hay ninguna razón ni justificación para esta medida arbitraria. A pesar de toda la situación económica que enfrentamos, sumada a los problemas en el suministro de combustible y energía eléctrica, entre otros, seguimos produciendo y distribuyendo alimentos de calidad a precios ajustados a la realidad económica y cumpliendo con el país, conforme a las leyes venezolanas”.

Precisó que «esta acción es totalmente contraria a lo que la población espera en este momento, pues no solo atenta contra el abastecimiento de toda la red comercial privada y pública que atiende la empresa, sino que lejos de ayudar a la tranquilidad del país, genera angustia y zozobra».

Informó que al inicio de la fiscalización, liderada por el Superintendente de Sunagro y director de Despacho de Sundde, General de División Menry Fernández, en compañía de 26 funcionarios de la Sundde, Sunagro y Sencamer, la empresa le exigió el cumplimiento de los protocolos internos y la respuesta fue la amenaza de bloquear los códigos Sica: “Esto de hecho ocurrió. La medida de bloqueo nos impide distribuir y cumplir con nuestros clientes y consumidores. Sin los códigos Sica no podemos mover ni un solo kilo de producto”.

«Durante el procedimiento, el superintendente mantuvo una actitud hostil, irrespetuosa, de poco entendimiento y colaboración, amenazando al personal de la instalación y evadiendo en todo momento el cumplimiento de los protocolos de seguridad interno, incluyendo el establecido por las autoridades ante el COVID-19, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores», denunció el presidente de Empresas Polar.

Continuó:“Además, nuestro gerente de APC – Planta Turmero, José Francisco Bolívar, quien estaba realizando con absoluta responsabilidad su trabajo y con quien estuve en constante comunicación, fue amenazado con ser llevado preso. Estoy muy agradecido con él y con todos los trabajadores de planta por seguir cumpliendo su compromiso con el país, siempre apegados a nuestros principios y valores”.

El presidente ejecutivo de Empresas Polar, manifestó: “Como empresa responsable productora de alimentos, nuestras plantas cuentan con rigurosas medidas de seguridad e higiene en las áreas productivas y logísticas, que deben ser acatadas de manera estricta, para garantizar la inocuidad de los productos. Cualquier incumplimiento puede poner en riesgo a nuestra gente y nuestra producción”.

«Alimentos Polar reitera su rechazo a cualquier acción o medida que interfiera en los esfuerzos extraordinarios que está haciendo junto a sus trabajadores, franquiciados y transportistas para producir y distribuir los alimentos destinados a la población venezolana, en medio de una situación económica crítica que ya enfrentaba el país y que se complicó aún más con la presencia de la pandemia. “Hacemos un llamado al entendimiento para unir esfuerzos que nos permitan aumentar la producción de alimentos y continuar garantizando la seguridad alimentaria de los venezolanos”, exhortó.

Para finalizar, Mendoza agradeció el esfuerzo de todos sus trabajadores en todas las áreas de la compañía, a todos los actores importantes en la cadena de producción, distribución y ventas, a los accionistas y a la Junta Directiva, por su entrega y compromiso con la empresa y el país.

Share