Gobierno acorrala a productores fijando precio del maíz en 515,20  soberanos

La Sundde anunció el café verde, lavado a grado 3, en 133,400.00. Bs.S. El arroz Paddy quedó en 462,69 Bs.S y el de la Caña de Azúcar en 1.162,27. Con los insumos agrícolas dolarizados solo el 5% de los agricultores podrá sembrar cereales.

M. Palomares / Redacción Vida Agro

Una nueva estocada dio el Gobierno al productor venezolano con la fijación de precios de los principales rubros de cereales que se cultivan en el país.

Según reseña la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) en su portal web, a través de la Providencia Administrativa N° 218/2019 de fecha 8 de febrero de 2019, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, Sundde, fijó el precio máximo de venta al productor primario del maíz blanco y amarillo correspondiente a la zafra norte-verano febrero 2019-abril 2019 en Bs.S 515,20.

Asimismo, la Sundde anunció el precio al productor del rubro café verde, lavado a grado 3, en 133,400.00. Bs.S. El precio del Arroz Paddy quedó en 462,69 Bs.S y el de la Caña de Azúcar fue fijado en 1.162,27

Los que más sufrirán las secuelas de esta nueva regulación de precios son los consumidores, lo que se traduce en más hambre en Venezuela, ya que los productores quedan de manos atadas para seguir cultivando maíz, arroz y café.

Solo 5% de los agricultores venezolanos está en capacidad de sembrar cereales, advirtió recientemente el primer vicepresidente de Fedeagro, Celso Fantinel.

“Solo para suplir fertilizantes cada productor debía cosechar 80.000 kilogramos de maíz por hectárea para adquirir 8 sacos de npk,que se ubican en 137.509 cada saco, y 4 de urea, que tiene un costo de 49.700 por saco”.

Para cubrir los actuales costos de producción, el maíz debería estar sobre los 1.270 bolívares soberanos, y está siendo pagado en 16 bolívares soberanos. El arroz se debería pagar en 1.405 bolívares soberanos y se ubica en 20.

“Realmente no vale la pena seguir sembrando rubros que sean subsidiados, no hasta llegar a un acuerdo donde ambos sectores nos veamos beneficiados . Cosa que veo lejos, el Gobierno prefiere invertir en importación que en la producción Nacional”, dijo a Vida Agro, Luisaida Schawb, una productora del estado Portuguesa que este año optó por sembrar patilla y frijol chino.

“Es sumamente difícil, el año pasado coseché arroz y maíz, y aunque la siembra fue fructífera gracias a Dios, el bajo costo en el precio acordado del Gobierno nos llevó a una pérdida grande , ya que no cubrió en lo absoluto el costo operativo ni de producción”, afirmó la productora de Guanarito.

Share