Fincas de Rosario de Perijá han dejado de producir 80 mil litros de leche al día

En la subregión Perijá los ganaderos padecen por falta de luz, agua y combustible. “La leche líquida pasteurizada no existe en los mercados”, dijo el presidente de Gadema.

Milagros Palomares

Un escenario desolador viven los productores agropecuarios y los ciudadanos de los municipios Machiques y Rosario de Perijá, en el estado Zulia; el más afectado por los apagones en Venezuela. El primero de ellos suma 12 días sin el servicio de electricidad, y el segundo permanece con fluído eléctrico intermitente.

La producción de leche, carne y quesos está prácticamente paralizada ante la emergencia suscitada por la falta del servicio eléctrico, escasez de combustible y agua potable.

Solo en el municipio Rosario de Perijá se han dejado de producir 80 mil litros de leche al día, según informó a Vida Agro, el presidente de la Unión de Ganaderos de la Villa (Ugavi), Omar Alí Márquez.

“Es muy lamentable en estos momentos cuando la población necesita más alimentos. En condiciones estables sacábamos un promedio de 150 mil litros de leche diario. La producción va en caída libre, a finales de febrero llegamos al 50%, debido a la fuerte sequía, apagones y falta de combustible. Ahorita, si acaso, tenemos una producción del 15%”, precisó.

Los incendios forestales también han mermado la producción, solo el pasado martes, el fuego consumió 4.000 hectáreas a la entrada de la población de la Villa del Rosario.

Los ganaderos están de manos atadas. Muchas veces no pueden luchar contra las incendios porque no hay combustible para poner en funcionamiento las bombas hidroneumáticas y sacar el agua a las fincas. El líquido está siendo racionado para el consumo del ganado, esto le ocasiona estrés a los animales y a su vez baja la producción de leche. El gremio ganadero está cuantificando la cantidad de cabezas de ganado que han muerto por deshidratación.

Solo el 10% de las fincas poseen plantas eléctricas, muy pocas están ubicadas a los pies de la sierra de Perijá y tienen la ventaja de obtener el agua de los ríachuelos.

Márquez añadió que los dos mataderos que existen en la Villa no están recibiendo ganado porque no le pueden despachar a las carnicerías, que en su mayoría, no cuentan con generadores propios de electricidad.

“Algunos dueños de carnicerías manejan un mínimo de inventario por el miedo a los saqueos”.

En el municipio Rosario de Perijá es donde se encuentra la mayor industria de quesos del occidente. Lo que se produce va hasta los mercados de Maracaibo, Caracas y las ciudades del centro del país. Actualmente no hay cómo distribuir los quesos.

“En estas condiciones es muy difícil seguir produciendo, inclusive llevarle alimentos a los 10.800 obreros que tenemos en Rosario de Perijá, esta cifra seguro ha bajado por el éxodo masivo y a la cantidad de comida que podamos llevarles a las unidades de producción”, lamentó el presidente de Ugavi.

Por su parte, Paúl Márquez, presidente del gremio Ganaderos de Machiques (Gadema), ofreció el siguiente reporte de la afectación del municipio: “Las plantas de recepción de leche están paralizadas, solo reciben producción queseras pequeñas que tienen cierto inventario para trabajar. Por lo tanto, la leche líquida pasteurizada no existe en el mercado, solo se ven quesos semiduros o semaneros. Una gran parte de los productores dejó de ordeñar y le está dando la leche a los terneros. Muy grave la situación en Machiques de Perijá, estamos saliendo de uno de los veranos más fuertes de los últimos años. Las fincas están en modo subsistir, esto es una verdadera crisis nacional pero el estado Zulia es el más golpeado”.

Share