Fedenaga: “Se acentúa un paro general en el sector agropecuario de Venezuela”

Presidente del gremio ganadero, Armando Chacín, advirtió que la leche tiene sus días contados.

Milagros Palomares

Una hambruna en puertas, peor de la que se está viviendo, podría desencadenar la paralización total de actividades del sector agroalimentario en Venezuela.

“Nosotros vemos con mucha preocupación cómo productores agropecuarios de las subregiones rurales pasan 6 o 7 días para surtir 30 o 40 litros de gasolina. Se acentúa un paro general en el sector agropecuario de Venezuela. Es imposible que nosotros vayamos a nuestras unidades de producción si no tenemos combustible”, denunció este miércoles Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), en entrevista con el canal Televen.

Chacín alertó que en su mayoría, los alimentos que producen son perecederos y muchas veces pasan hasta 18 horas sin energía eléctrica en las fincas. “La leche tiene sus días contados en Venezuela y los productos lácteos van a desaparecer de los anaqueles de los supermercados”.

“No podemos sostener un país si no se pone la vista hacia los sectores productivos. Estamos prácticamente en un paro técnico general”, reiteró el titular de Fedenaga.

Ante la pregunta :¿Hasta qué punto aguantarán los productores? Chacín respondió: “La situación la soportamos por el arraigo que tenemos con nuestra tierra, que fue inculcado por nuestros padres y lo seguimos haciendo con nuestros hijos para tratar de mantenerlos en el país, y que no se pierda ese capital humano tan valioso”.

Denunció que cada día hay menos incentivos para que los productores acerquen los alimentos hasta los centros de consumo masivo, por el contrario, dijo Chacín, “las autoridades de los pueblos dificultan la labor de los productores”.

Reiteró su preocupación por la pronta desaparición de la leche, “la poca carne que existe en el país pudiera durar un poco más”.

“Hoy por hoy tenemos unos consumos muy por debajo de los requerimientos de la FAO”.

En los últimos 20 años el consumo de carne de bovino en Venezuela disminuyó -82,60 %. En el año 1999, durante el primer mandato de Hugo Chávez, los venezolanos consumían 1,91 kilogramos al mes de esa proteína animal. De acuerdo con cálculos de Fedenaga en 2014, la ingesta era de 14 kilos por persona (1,16 kilogramos al mes).

En 2018 el consumo anual per cápita fue de 4 kilogramos, lo que equivale a 0,33 kg al mes. En 2017 Venezuela registraba 3,7 millones de personas desnutridas, según un informe de la FAO.

Las cifras de Fedenaga para 2019 son dramáticas. El consumo de carne de bovino en el país rondaría los 2 kg por persona.

“Hemos tratado de buscar ayuda pero no podemos porque no te tenemos combustible ni electricidad. Hemos retrocedido 30 o 40 años y vamos a tener que sobrevivir cómo en la época de nuestros abuelos. Cómo se nos pide en estas condiciones que tripliquemos la producción”, lamentó Armando Chacín.

“A pesar de que tenemos la carne y los productos lácteos más baratos de Larinoamerica al venezolano se le hace imposible comprarlos por el bajo poder adquisitivo”, dijo.

Share