Falta de insumos y repuestos tienen en jaque al cultivo de caña de azúcar

El cultivo de caña ya no es prioritario para el Gobierno nacional al ser excluido del Plan Nacional de Siembra 2017, lamentó el presidente de Fesoca, José Ricardo Álvarez.


Redacción Vida Agro

De las 4 millones 944 mil 784 toneladas de caña que se estimaba moler en la zafra azucarera 2016-2017 solo se procesarán 3 millones 600 mil toneladas del rubro para producir 280 mil toneladas de azúcar. La falta de insumos y repuestos para maquinarias tienen en jaque al cultivo de caña.

El presidente de la Fesoca, José Ricardo Álvarez, afirmó en rueda de prensa este mércoles que estas 280 mil toneladas de azúcar terminada solo cubre el 30% del consumo nacional que es de aproximadamente 1 millón de toneladas anuales.

Precisó que el déficit interno llevó a que el año pasado el Gobierno nacional importara alrededor de 700 mil toneladas de azúcar, según cifras de Fesoca, y este año las compras en el exterior estarían por el mismo orden pero “ello depende de la cantidad de dólares que tenga el gobierno y lo que esté dispuesto a traer”, acotó Álvarez.

“En el período 2017-2018 las expectativas de producción son más bajas porque el cultivo no está teniendo el tratamiento adecuado por falta de fertilizantes, insecticidas, herbicidas y repuestos para la maquinaria”, dijo Álvarez.

Considera que esta situación también es producto de que en el Plan Nacional de Siembra ya la caña no es un rubro prioritario, razón por la cual solo han recibido 20% de los insumos requeridos. La zafra está culminada en 90% y se fertilizó el 20% del área total de 90 mil hectáreas sembradas.

Afirma el vocero que la productividad por hectárea debería estar entre 70 y 80 toneladas de caña de azúcar. No obstante, se ubica en un promedio entre 45 y 50 toneladas.

En Venezuela hay un total de 16 centrales azucareros de los cuales 10 pertenecen al sector público y 6 se encuentran en manos privadas. En la actualidad funcionan 5 de cada uno lo cual el presidente de Fesoca atribuye a razones como que no se han tenido a tiempo los repuestos para la maquinaria, falta de caña e insumos factores que han impactado negativamente la molienda.

Álvarez afirma que es necesario que se revise el precio del azúcar que se encuentra regulado en 460 bolívares por kilo siendo que los cálculos de la Federación lo ubican en 2.828 bolívares por unidad

Share