Estudio: Ganaderos más jóvenes de Colón, Machiques y Perijá son más arriesgados que sus antecesores y les funciona

Los ganaderos más jóvenes de Colón, Machiques y Rosario de Perijá lideran la producción de leche y carne en el Zulia. Son más arriesgados que sus antecesores y les funciona.

Redacción Vida Agro

Esta afirmación no es el resultado de una opinión, sino de un estudio que realizaron los profesores José Rodríguez, Luis Ferrer y Aarón Rodríguez de la Universidad Experimental Sur del Lago (Unesur), ubicada en Santa Bárbara del Zulia.

Según un artículo publicado en el portal Tu Reporte, luego de un convenio entre la casa de estudios y el Fondo Nacional para la Producción Lechera (Fonaprole), se hizo la recolección de datos para el proyecto, que buscaba conocer “cuáles eran las oportunidades y el diagnóstico de la situación de los productores de ganadería de doble propósito”, que es la producción simultánea de carne y leche, explica Ferrer.

Fue con base en esa información que se realizó el análisis comparativo de las edades, años de experiencia en el negocio y nivel educativo de los ganaderos de esos tres municipios.

En Colón, por ejemplo, se determinó que los dueños de las unidades de producción tienen entre 46 y 52 años, con estudios de secundaria, y han estado al frente del negocio durante una década. Es decir, tomaron las riendas de la producción cuando tenían entre 36 y 42 años de edad.

“La productividad más alta en el municipio Colón está en manos de los productores que menor experiencia declaran tener. Esto denota que las personas que se están iniciando en el negocio le están apostando al éxito de la inversión, al éxito de lo que se plantean como negocio en la ganadería de doble propósito”.

Ferrer señala que el estudio también determinó que en el éxito de estos ganaderos de Colón existe una marcada relación entre la productividad y el uso de la “superficie” total de sus unidades de producción. Y, de hecho, los que cuentan con menos superficie, son los de más alto rendimiento.

“Aun cuando se enmarcan en un sistema de ganadería de doble propósito, su tendencia es hacia la producción lechera, y por lo tanto hacen poco uso de registros manuales o automatizados. Lo que determina una ausencia casi total para el manejo de registro de producción. Pero el promedio de producción se ubica entre 3,7 y 6,1 litros por vaca al día”.

El número de cabezas de ganado en la zona no se logró determinar en el análisis, por lo que no es posible calcular una cifra total de los litros que se obtienen diariamente.

En Machiques el escenario varía: la edad de los ganaderos oscila entre 54 y 63 años de edad, su nivel educativo va de primaria a técnico medio, con una experiencia en el negocio de nueve a 24 años y tienden a producir más carne que leche.

“De allí que la principal fuente de ingreso sea la venta de ganado bovino, y dentro del esquema doble propósito la producción de leche es menor respecto a Colón, ya que en el mejor de los casos alcanza un promedio de 3,3 litro por vaca al día”.
Pero se repite la tendencia observada en Colón: los productores más jóvenes, con menor experiencia y pequeñas superficies, poseen más carga animal productiva en sus unidades.

En Rosario de Perijá los ganaderos comparten ciertas características etarias y laborales con sus colegas de Colón: las edades van de 46 a 55 años con una experiencia en el negocio de 11 a 15 años. Pero al igual que los de Machiques, producen más carne. Para este rubro no hay una medición precisa, ya que la producción depende de cuánto peso gana el animal, que diariamente aumenta un promedio de 500 gramos.

“No se determinó en la investigación si estos productores son hijos de ganaderos o si se han mantenido familiarmente dentro del negocio de la ganadería de doble propósito, pero definitivamente no tienen la experiencias que pudieran tener las personas de mayor edad”.

Share