Estiman que la inflación en alimentos fue de 1.080% en 2016

Según el estudio de la firma independiente Visión 360 Consultores, en 2016 las importaciones de alimentos, bebidas y tabaco sumaron 2.897 millones de dólares, una caída de 50% frente a los $5.793 millones del 2015, cifra que a su vez fue 29% menor respeto a los $11.221 millones importados en 2014.

Los precios de los alimentos se dispararon 1.080% el año pasado mientras que la inflación general se ubicó en 720%, de acuerdo con las estimaciones de la firma independiente Visión 360 Consultores, cuyos directivos no dudaron en señalar que ya el país entró en la senda de la hiperinflación.

Así lo reseñó el portal económico El Interés en su artículo publicado este jueves.

“Creemos que es una cifra muy acertada y una de las más ponderadas entre todas las que se han arrojado, algunas de las cuales estiman que la inflación general fue de 1.300%”, acotó el politólogo Nicmer Evans, director de la consultora durante la presentación del estudio “Impacto de la escasez de alimentos y medicamentos sobre el venezolano en 2016”, un análisis documental y cualitativo de los dos más importantes indicadores socioeconómicos del país.

El artículo señala que la «cifra de la inflación estimada por Visión 360 no está muy alejada de los datos preliminares del Banco Central de Venezuela (BCV), publicados por Reuters, que dan cuentan de una inflación de 799,9% el año que concluyó, mientras que la contracción de la economía fue de 18,6%, la más alta de la que se tenga memoria».

Evans destacó que aun cuando no existen datos oficiales, basaron sus estudios en análisis propios y proyecciones sustentadas en las últimas estadísticas oficiales reveladas y datos de organismos internacionales, lo que permite señalar que desde 2015 había serios indicios de que el país se dirigía por el despeñadero de la inflación a pasos agigantados.

Según el estudio, en 2016 las importaciones de alimentos, bebidas y tabaco sumaron 2.897 millones de dólares, una caída de 50% frente a los $5.793 millones del 2015, cifra que a su vez fue 29% menor respeto a los $11.221 millones importados en 2014.

Esta contracción sería en parte responsable de la crisis de abastecimiento que sufre el mercado, a lo que se suma que, según datos de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), de los 13 principales rubros que se producen en el país, 12 tuvieron caídas que van de -74,9% (avena) a -1,7 (sardinas), mientras que el único rubro que repuntó fue salsa de tomate (6,9%).

Evans señaló además que aunque no se tienen datos sobre pobreza extrema, es evidente que la cifra ha superado con creces los 3,1 millones de habitantes reflejados por las cifras oficiales en 2015; situación que dijo empeoró con el progresivo cierre de las casas de alimentación que pasaron de atender a más de 577.000 personas en 2013 a solo prestar ayuda a poco más de 279.000 venezolanos en 2015.

“Esta, que fue una de las políticas puntuales del gobierno de Hugo Chávez, ha sido disminuida por Nicolás Maduro”, dijo Evans, recordando que en 2015 se anunció el desmantelamiento del programa por la supuesta eliminación de la pobreza.

Redacción Vida Agro

Share