#EspecialVidaAgro|Productores denuncian ingreso de contrabando de plátano desde Colombia

Afirman que las musáceas entran por Apure y La Guajira. Advierten de riesgo fitosanitario, ante la propagación del hongo FOC R4T en el vecino país, lo que acabaría con todos los cultivos en el país, perjudicaría a cuatro mil agricultores, y se perderían 20 mil empleos directos.

Milagros Palomares

La Fundación para el Mejoramiento del Plátano en Venezuela (Fumplaven) denunció, a través de un comunicado, que existe contrabando de plátanos que está ingresando al país desde Colombia, por el río Arauca, zona de El Nula, del estado Apure.

Sin cumplir ninguna norma legal ni fitosanitaria, productores de plátanos de varios estados del país han observado la movilización de dichos cargamentos irregulares, que nos están siendo supervisados por el Instituto de Salud Agrícola Integral (Insai), organismo estadal que regula dicha permisología.

José Urdaneta, presidente de Fumplaven, exhortó a las autoridades del Insai y a la Guardia Nacional Bolivariana a tomar las medidas necesarias para evitar este contrabando, que amenaza la producción de plátanos y banano de Venezuela.

“No podemos permitir que unos pocos coloquen en riesgo fitosanitario y económico a un sector tan importante en la economía nacional. Hacemos un llamado a cumplir los protocolos y medidas de resguardo en pro de la seguridad agroalimentaria”, dijo Urdaneta, quien además denunció le han informado de ingreso de contrabando de plátanos hasta el mercado de Los Filúos, proveniente de la frontera con la Guajira colombiana.

El comunicado de Fumplaven refiere que la providencia administrativa N° 057118 del 25 de junio de 2018, publicada en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 41480 de fecha 12 de septiembre de 2018, establece en su artículo 3 lo siguiente: “Se ratifica la prohibición de la entrada al país, de material de propagación de musáceas, así como de plantas ornamentales hospedadoras del hongo FOC R4T. Solo se permitirá la introducción al país, de material de propagación provenientes de áreas libres de FOC R4T o generados por cultivos de tejidos, a través de un permiso sanitario de importación emitido por el INSAI”.

Desde el estado Barinas, un productor expresó a Vida Agro su preocupación porque, según él, el contrabando de este rubro terminaría de acabar con los productores de plátanos del país, quienes han subsistido a la grave escasez de gasolina, y de insumos agrícolas a precios internacionales.

“Somos pocos los que estamos invirtiendo en la siembra de plátanos en Venezuela, por eso vemos estos casos y nos afectan muchísimo. Prácticamente somos los que estamos sacando el plátano a los mercados. Nos preocupa que el hongo FOC R4T, que viene acabando con las plataneras a nivel mundial, llegue a un país tan afectado en la producción de alimentos como el nuestro”, sostuvo el productor de Barinas.

A principios de la pandemia, en los meses de marzo y abril, los productores de El Vigía perdieron más de 5.000 hectáreas sembradas por falta de combustible, lo que ha mermado en un 80% la siembra del denominado “oro verde”.

En otra zona del Sur del Lago, este mismo problema agudizó la situación de los productores de plátano del municipio zuliano Francisco Javier Pulgar, al impedirles por tres meses movilizar su rubro, o al menos encender las bombas de achique que drenan el agua acumulada por las lluvias sobre parte de sus cosechas.

“Yo llegué a sembrar 100 hectáreas y de ellas son 60 nuevas porque sigo apostando y creyendo en Venezuela”, añadió un agricultor. “Si meten plátanos de contrabando nos terminan de acabar como productores”, advierten.

Mantener una hectárea de plátanos cuesta en Venezuela 2.500 dólares, un monto que muchos agricultores no tienen. Por eso, los que se mantienen en pie tienen que ser más efectivos en los procesos y buscar el mejor número para cumplir las metas: un mínimo 25 mil kilos por hectárea, para no abandonar el campo.

En el Sur del Lago, hay actualmente sembradas 35 mil hectáreas de plátano, y en todo el país se contabilizan 45 mil hectáreas aproximadamente. La falta de combustible, el alto costo de los insumos y el clima inestable en varias épocas del año han mermado en un 80% la producción de plátanos en Venezuela.

Todo este contexto ocasionó el aumento del precio del plátano de primera, el cual se cotiza en los mercados a 0,40 dólares el kilo.

“El contrabando es una competencia muy desleal con el productor venezolano, que ha estado afectado por las condiciones económicas del país. Estarían perjudicados cuatro mil agricultores, y 20 mil empleos directos”, afirmó el presidente de Fumplaven, tras alertar que en Colombia hay presencia del hongo Fuzarium, y que si se propaga en los traslados irregulares hacia Venezuela se corre el riesgo de acabar con todos los cultivos.

Share