Especial Aniversario: «Sigamos valientes en nuestros campos, está prohibido rendirse»

Agricultores y ganaderos de diferentes regiones de Venezuela expresaron su mensaje de aliento para continuar en la ardua tarea de producir alimentos.

Milagros Palomares 

Todos tienen en común la misma pasión: El campo. Su trabajo diario se ve reflejado en sus cosechas y en los rebaños de ganado.Luchan con el viento en contra y literalmente trabajan con las uñas.

Productores agropecuarios y agricultores de diferentes regiones del país compartieron con Vida Agro un mensaje de esperanza para los que siguen perseverantes en nuestra Venezuela Tierra Bendita.

El ingeniero agrónomo Pedro Alvarado, quien se dedica al 100% a su finca en Puricaure, estado Lara,  desborda palabras de optimismo.

«Es de suma importancia para los productores agropecuarios que existan medios que patrocinen lo relevante de la agricultura. Mi mensaje a los productores venezolanos es un mensaje de aliento a continuar produciendo alimentos para nuestra gente, hoy tenemos el deber y el compromiso más importante  como productores en la historia contemporánea de Venezuela».

«En ningún momento ha sido tan determinante para cumplir con el derecho fundamental y humano de ofrecer alimentos a nuestra sociedad y enfrentar el hambre que golpea a todos pero especialmente a la niñez venezolana. No podemos desmayar a pesar de las adversidades, cada día lo tenemos más difícil, pero la gente de nuestros campos son de corazón grande y manos trabajadoras. Si la agricultura esta bien Venezuela estará mejor!».

El contador de profesión, Tulio Villarreal, de 24 años, se dedicó en cuerpo y alma a  producir  papas y ajo morado en la finca de su padre, en  Apartaderos, estado Mérida.  «Mi mensaje es que sigamos trabajando con pasión por nuestros campos, rebeldes y valientes con la convicción de que una mejor Venezuela es posible. Está prohibido rendirse».

También los médicos veterinarios y directores de  la cuenta @Servegan, Ernesto Pacheco Toro y Elmer Barrera, enviaron su mensaje motivador:

«A los productores agropecuarios de este hermoso país poco se les puede decir que en serio no lo merezcan, la demostración de gallardía que han dado en los años recientes es para quitarse el sombrero. Desde @Servegan siempre hemos dado a conocer el profundo respeto y la enorme admiración que sentimos por ellos, no nos cansaremos jamás de decir: Nuestra apuesta por Venezuela seguirá siendo real mientras estos hombres y mujeres sigan de pie. No creemos posible una Venezuela pujante y progresista sin el enorme aporte de los que trabajan en el campo».

En el estado Trujillo, la situación para cultivar alimentos  no es la excepción al resto del país, según el análisis que hace el productor de hortalizas, Manuel Barrios.

«Cada vez se nos dificulta más producir por falta de semillas, variedad de fertilizantes, inseguridad, etc, pero el agricultor trujillano es muy ingenioso y ha encontrado la manera de salir adelante a la crisis. Lo que sí ha afectado es, que por ejemplo, ya no se están sembrando la variedad de hortalizas de hace unos cinco años atrás, sino se está volviendo a los granos como la arveja, el maíz, la caraota», sostiene el universitario.

«Aún así la mayoría de los mercados de Maracaibo y Barquisimeto se surten con las hortalizas producidas en Trujillo. Y eso nos alienta a seguir», se enorgullece.

Desde su «campo de batalla», como él mismo denomina a su finca, ubicada en Mantecal, estado Apure, el ganadero Rafael Acuña, envió una dosis alentadora.

«Para nosotros los productores del campo; que día a día, de lunes a lunes y sin ver el reloj no descansamos hasta ver la cosecha de nuestro esfuerzo, y que a pesar de las adversidades que son muchas e incontables seguimos produciendo alimentos para nuestros prójimos! Unos en rubros agrícolas otros en el rubros pecuarios, que a la final es lo mismo. Sigamos adelante sin ver atrás, que con dedicación, constancia, perseverancia y fe en Dios todopoderoso lograremos resultados positivos! Trabajemos cada día más por un mejor país! Trabajemos la tierra con amor y cosechemos con fe!».

Los cultivos de espárragos, calabacín, papas, maíz y un aprisco ovino mantienen la fe intacta de Ricardo Romero, ingeniero agrónomo y productor de Timotes, estado Mérida.

«A mis colegas productores les digo que tengan mucha fortaleza en Dios para continuar  produciendo alimentos, porque a pesar de que nos reduzcan los insumos, nos limiten los productos para seguir sembrando, seguimos insistiendo en que la producción es la única forma de progresar y que es nuestro único medio de vida. Son nuestras costumbres, nuestros orígenes y no podemos rendirnos, si no se puede con algo debemos buscar alternativas para seguir en el campo».

Share