ENTREVISTA | «Plantar una hectárea de pimentón hoy cuesta 21 veces más»: Director de hortalizas de Fedeagro

La inseguridad mermó las siembras de cebolla en el estado Guárico, informó a Vida Agro el director de hortalizas de Fedeagro, Enmanuel Escalona. El productor estima que el consumo de papa por persona caerá a un kilo este 2017.

Milagros Palomares

Plantar una hectárea de pimentón hoy cuesta 21 veces más de lo que invertieron los productores en 2015. Así lo afirmó en entrevista a Vida Agro Enmanuel Escalona, director de Hortalizas de Fedeagro y presidente de la Fundación para la Promoción del Desarrollo de Los Andes (Fundaproandes), una asociación que agrupa a más de 1.500 agricultores en la región andina.

El pimentón, considerado como una de las cinco hortalizas indicadores de la inflación que mide el Banco Central de Venezuela, es uno de los cultivos más costosos en el país, junto con el tomate,  porque el obrero tiene tareas adicionales: debe clavar un palo de madera en el suelo y amarrar la mata  para cuando crezca no se caiga al suelo  y no se pierda la cosecha, explica Escalona.

“En 2016 estimamos 173.000 toneladas del rubro, y para este no creo que se llegue a 90.000 toneladas. Las semillas importadas cuestan alrededor de 680.000 bolívares”, precisó Escalona.

Enmanuel Escalona, director de Hortalizas de Fedeagro y presidente de Fundaproandes, afirma que cinco hortalizas están en «situación dramática».

La caída vertiginosa en la producción de hortalizas como papa, cebolla, pimentón, zanahoria  y tomate  perjudica cada vez más el plato diario de los  venezolanos. La falta de semillas para sembrar y los altos costos en el mercado negro  acrecienta el problema.

Sobre la papa, Escalona sostuvo que “la situación es verdaderamente dramática porque la proyección que manejamos para este año es que no lleguemos a las 30 mil toneladas de papa. El consumo per cápita caerá de 1,3 kilos a un kilo este 2017. En 2016 se produjeron 55 mil toneladas. Este rubro casi no se ve en el oriente y sur del país; y en Caracas puede llegar a costar un kilo hasta 5 mil bolívares”.

 

Escalona explicó que una hectárea de terreno produce 2 mil kilos del rubro. “Por cada lata de semilla se recogen 13 sacos, pero con las semillas importadas que está trayendo el Gobierno el rendimiento es de cinco sacos. Esto ocurre porque son semillas genéticamente desgastadas, que se resiembran, pierden el termoplasma y en consecuencia pierde calidad la papa”.

En el caso del rubro del tomate, que actualmente abastece el 19% del mercado nacional, Escalona precisó que el año pasado se cosecharon alrededor de 230.000 toneladas, y para este 2017 estiman que caiga a 160.000 toneladas. “El consumo pasará de 10 kilos a 4 kilos por persona anual”. El alto costo de las semillas importadas aqueja a los productores. “Un sobre de 25.000 semillas sale en 3 millones de bolívares”, agregó.

La inseguridad echó por la borda las estimaciones en el rubro de cebolla, el año pasado. Querían producir 287.000 toneladas, y según Escalona, no se llegó ni a la mitad.

“El estado que más producía cebolla en Venezuela, por encima de Lara, era el estado Guárico, pero a raíz de los secuestros y amenazas por parte de bandas delictivas hicieron que 20 productores no sembraran el rubro y se fueron del país”.

La producción de zanahoria también se fue en picada. “En 2016 estimamos 130 mil toneladas y para este año, si acaso, se sacarán de los campos 80 mil kilos. Este rubro se ha mantenido estable, a pesar de la falta de semillas”.

La especulación es otro factor que perjudica las cosechas de este vegetal. “En el mercado negro venden una lata de 100.000 semillas en  400.000 bolívares, precio que muchos productores no pueden pagar, y hay terrenos donde se necesitan 4 o 5 latas de semillas”, denunció el director de hortalizas de Fedeagro.

La mano de obra en el campo también se ha elevado debido al incremento del sueldo mínimo y a  los niveles de inflación existentes en el país. “A un jornal obrero tenemos que pagarle  3.000 bolívares diario, más el desayuno, la merienda, el almuerzo y puntal”, sintetizó el también presidente de Fundaproandes.

Adicional a esto, el transporte y los agroquímicos  también elevan los costos de producción  de hortalizas en el país.

El director de hortalizas de Fedeagro compartió con Vida Agro los costos de producción de las 5 hortalizas más demandadas en Venezuela y amenazan con ausentarse del plato de los venezolanos:

COSTOS PARA LA SIEMBRA DE HORTALIZAS POR HECTÁREA EN VENEZUELA

RUBRO

COSTO EN 2015 RENDIMIENTO COSTO EN 2017

Papa

 

700.000 bolívares 16 toneladas

14 millones de bolívares

Tomate 1 millón 200 mil bolívares 20 toneladas

25 millones de bolívares

 

Cebolla

 

650.000 bolívares

 

16 toneladas

16 millones de bolívares

Pimentón

 

1 millón de bolívares

 

18 toneladas

22 millones de bolívares

 

 

Zanahoria

 

400.000 bolívares

 

13 toneladas

5 millones de bolívares

Nota: Las cifras de rendimiento son promedios nacionales en condiciones óptimas, acota Escalona.

Share