En un 60% baja la matanza de ganado en Perijá

Ante la amenaza diaria de ser invadidos y robados en las fincas productivas en el municipio Machiques de Perijá los productores se declaran en emergencia por la caída marcada en un 30% en la producción láctea y en un 60% en rubros cárnicos, según declaraciones ofrecidas por Jorge Núñez, presidente de Gadema en rueda de prensa desde la entidad perijanera.

“La inseguridad los arropa en esta época tan difícil que atraviesa el país, sin que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto”, declaro Núñez, quien viene denunciado desde el año pasado el incremento en el robo de ganado y la matanza indiscriminada a cielo abierto de reses en las incursiones efectuadas por los irregulares y bandas dedicadas al abigeato en la subregión perijanera.

”Nos invaden las fincas y a la vuelta de un mes la desmantelan como pasó en el caso de la finca Los Paredones que tiene ya 80 días de haber sido tomada sin que se pueda producir 400 litros de leche por día porque se robaron todo” señaló Núñez.

Los productores afectados por el robo de los animales se preguntan cuál es el propósito de invadir una finca sin que luego se le dé continuidad a la producción, señaló Núñez, al afirmar que hace “una semana a otro productor en la Sierra de Perijá se le llevaron 100 mautas en las inmediaciones del sector el Tokuko y hasta el momento ningún cuerpo de seguridad hace lo posible por recuperar las reses”.

“No hay la voluntad política de acabar con este flagelo y esto ha ocasionado que las fincas que están aledañas a la demarcación indígena estén prácticamente solas porque a sus propietarios les da temor, hay que hacer un trabajo mancomunado entre las Fuerzas Amadas y todos los entes de seguridad para acabar con este flagelo”, sentenció el presidente de Gadema.

“Le hacemos un llamado a las autoridades de nuevo ellos saben quiénes son los cabecillas de estas bandas que hemos denunciado en su debido momento, incluso ante el secretario de Seguridad Ciudadana en el Zulia Biagio Parisi y, sin embargo, no hemos recibido repuestas”, señaló Núñez acompañado de Ángel Sierra vicepresidente de Fegalago.

Según el directivo de Fegalago, Gerardo Ávila, durante este año se han dejado de producir 119 millones 407 mil litros de leche aproximadamente, y también ha ocasionado una pérdida de 8 millones 408 mil cuatrocientos kilos de carne despostada en el país, hecho que incide en la escasez de los productos lácteos y cárnicos en los anaqueles y carnicerías de la región.

El presidente del matadero Frivaca, Fernando Benia informó que la situación es preocupante, pues ” la matanza ha decaído un 60%. Si antes a la semana se sacrificaban 700 reses ahora solo llegan 200, “prestamos el servicio de frío y algunos subproductos se lo regalamos a la gente más necesitada que vienen hacer cola todos los días”.

Al año el matadero sacaba unas 17 mil reses, en lo que va de año solo han sacrificado unas siete mil, dijo Benia, lo que indica que las cifras son negativas anteriormente en una carnicería vendían cinco reses en una semana ahora solo venden dos situación que agrava las perspectivas a futuro.

Leonor Argüelles  Machiques de Perijá

Share