En riesgo 25 mil hectáreas de frijol y caraotas en Portuguesa por falta de agroquímicos

Unas 25 mil hectáreas de frijoles y caraotas que ya están listas para cosechar en Portuguesa están en riesgo por falta del agroquímico necesario para su recolección mecanizada.


Sirlene Araujo

“En este momento tenemos unas 4.500 hectáreas sembradas con frijol y 21 mil de caraotas sembradas en Portuguesa y la cosecha ya se está iniciando y hasta el momento solo contamos con el 10% del agroquímico Gramoxone necesario para el final del ciclo, ya que seca la maleza lo que permite la cosecha mecanizada, y el no tenerlo pone en riesgo toda la superficie al no poder la máquina pasar”, explicó a Vida Agro el presidente de Productores Agrícolas Independiente de Turén (PAI), Ramón Bolotín.

Aquí se observa la diferencia en control de maleza en frijol. El agroquímico Gramoxone seca la maleza para que la máquina cosechadora pueda pasar. Fotos cortesía: @paituren

 

 

La falta de agroquímicos también ha provocado la aparición de áfidos (chupadores) en ajonjoli, frijoles y caraotas.

El productor precisó que el insumo que requieren no hay en existencia en Agropatria, ente autorizado para la venta de agroquímicos y semillas; pero denunció que “sí abunda en las redes sociales como Instagram o Mercado Libre, donde lo venden en hasta 20 mil bolívares, cuando su precio fijado es de 1.500 bolívares”.

Bolotín hace un llamado a las autoridades, al Ministerio de Agricultura y Agropatria a abocarse a esta situación y actuar para evitar que se pierdan las 25.500 hectáreas cultivadas, que tanto hacen falta ante las crisis en alimentos que se vive actualmente en el país.

Hoy día, la producción nacional de caraotas aporta al 10% de la demanda interna, debido a la escasez de semilla, tanto nacional como importada, lo que ha generado un repunte en sus precios, que superan, incluso al de la carne y pollo.

De acuerdo con cifras de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), en los años 60 Venezuela era un país autosuficiente en la producción de caraotas, con la siembra de 100 mil hectáreas del rubro y unas 50 mil toneladas cosechadas, para una población de 7 millones de habitantes, lo que permitía un consumo de 7 kilogramos per capita al año. Así que las 20 mil hectáreas sembradas suponen el 10% de la demanda local.

Share