El “trigo casiquiare” crece en los Valles de Tucutunemo en Aragua

Con la finalidad de mejorar e incrementar la producción industrial en el país, en el 2009, surge la propuesta de investigación para crear y desarrollar una variedad tropical de trigo donde Cargill de Venezuela junto con BioAgro trabajaron para la obtención de materiales genéticos locales.

Redacción Vida Agro

La Cooperativa Grupo BioAgro y Cargill de Venezuela dieron a conocer, el pasado 18 de enero, la innovadora variedad de Trigo Casiquiare en un una demostración realizada con los agricultores  en los Valles de Tucutunemo en el estado Aragua, quienes, en septiembre del 2016, comenzaron a sembrar este trigo tropical, reseñó El Universal.

Este proceso de desarrollo e investigación conllevó a la siembra de varios ensayos regionales en diversas zonas agrícolas del país, para verse cristalizado con el nacimiento de la variedad Casiquiare, material genético con autorización y registro del Servicio Nacional de Semillas (Senasem).

El proyecto impactó de forma positiva a la comunidad de Tucutunemo, ya que para los productores agrícolas representa una alternativa tanto en el ciclo de lluvias como de norte verano, permitiéndoles una adecuada rotación de cultivos y una mejora en sus ingresos totales, como parte del ciclo tradicional de la zona que va dirigida a la producción de semillas de varios rubros.

Para Cargill, estar aquí hoy es un orgullo porque es la demostración del compromiso que todos tenemos con el país, con los venezolanos, con nuestro trabajo, con nuestros colaboradores y con sus familias. En el caso de Cargill, es ayudar a que todos, en conjunto, prosperemos cada día más, dijo Fernando Guareschi, presidente de Cargill de Venezuela.

Asimismo, afirma que en esta primera etapa, se busca establecer una sostenibilidad en la producción de trigo Casiquiare, que abarque un 10% de las necesidades de trigo de la compañía para molinería panadera.

“Han pasado ya varios años desde que iniciamos el proyecto del trigo tropical en Venezuela, con la idea de hacer algo diferente e innovador, apostando al futuro, buscando alternativas a favor de la producción de semillas en Venezuela, a la soberanía y seguridad alimentaria de nuestro país y a la carencia de divisas. El Trigo Casiquiare es apenas el inicio del programa, tenemos materiales promisorios que apuntan a ser superiores”, dijo German Pérez, presidente de la Cooperativa Grupo BioAgro.

 

Share