El tomate de árbol es otro fruto originario cultivado en Los Andes

El tomate de árbol es un fruto originario de Venezuela que se cultiva en los andes venezolanos.
Se consume en jugos para subir la hemoglobina, y según un estudio reciente de la Universidad Simón Bolívar (USB) reveló que sus diferentes nutrientes ayudan a combatir las afecciones del corazón.

La siembra del tomate de árbol se hace, en la mayoría de los casos, como complemento de cultivos principales de durazno, fresa y algunas hortalizas, en pequeñas extensiones de tierra que no superan la media hectárea.

En el país los principales cultivos se ubican, además de Los Andes, en los estados Aragua, Miranda, y Lara. Se da en climas templados y fríos, a altitudes de 1.500 a 3.000 metros sobre el nivel del mar y zonas con temperaturas entre 15 y 22 °C.

Share