#DíaDelIngenieroAgrónomo | Vamos juntos a labrar una nueva Venezuela agrícola, por Werner Gutiérrez

Mi sentido y sincero reconocimiento hoy en nuestro día, a quienes hemos seleccionado como forma de vida está profesión, compartiendo una profunda e infinita pasión por Venezuela, patria que nos vio nacer y hemos aprendido a querer de una manera especial, porque durante nuestra labor tenemos el privilegio de conocerla al recorrer sus senderos, sembrar sus campos y dedicar especial esmero a cuidar los rebaños.

Werner Gutiérrez

El ser Ingenieros Agrónomos nos otorga la oportunidad de impregnarnos de un especial orgullo que recorre nuestras venas al estrechar la mano encallecida del humilde y espontaneo campesino oriental, degustar una rica cachapa, abrigado bajo el inmenso cielo llanero, o disfrutar el momento único de recibir el amanecer en el agradable clima de nuestras hermosas montañas, mientras el exquisito aroma del café recién colado nos despierta los sentidos y alegra el alma.

En esa misma Venezuela que tanto amamos, el coraje y la impotencia nos invade hasta el último rincón de nuestras almas, al ver como la agricultura y ganadería es destruida porque quienes desde el poder anteponen sus bastardos intereses, traicionando y pisoteando el honor y gallardía de millones de hombres y mujeres que desde la alborada dispersos en sus paisajes, insistimos con obstinante empeño en seguir produciendo los alimentos que reclama nuestro pueblo, sobreponiéndonos a las adversidades del clima, y las limitaciones que nos imponen quienes nos gobiernan.

 
Para este grupo de valientes y honorables profesionales no existirá jamás fuerza, ni opresión alguna, capaz de hacernos desistir de dedicar nuestros mayores talentos y capacidades para junto a nuestros productores hacer realidad el sueño de esa nueva Venezuela agrícola que alcance la plena seguridad y soberanía agroalimentaria, siendo soporte fundamental de una economía diversificada, a través de la colocación de nuestros productos en el mercado mundial. Nos sobran recursos y capacidades para lograrlo.

 

Hoy, 07 de mayo, Día Nacional del Ingeniero Agrónomo, es un especial momento para pedirte Venezuela que sigas soñando, porque quienes hemos escogido el ejercicio de esta noble e imprescindible profesión, reafirmamos ante ti nuestra decisión de seguir luchando, defendiendo y pincelando tu agricultura y ganadería, con la alegría de saber, que ese futuro que tanto te hemos prometido, esta tan cerca, que tiene aroma a presente.

Mi reconocimiento y respeto a mis colegas. A quienes desde tierras larenses, los multicolores crepúsculos les adornan el cierre de su diaria labor, o en nuestras sabanas y esteros la tonada llanera, o la gaita zuliana al pie de su sierra perijanera, les contagia la melodía necesaria para iniciar impregnados de esperanza el cumplimiento de sus metas; para aquellos que el susurro de la brisa de nuestras infinitas costas les despeina el alma, o el frío anochecer del páramo les recuerda la distancia que los separa de sus hogares… pido a Dios bendiga el fruto de su trabajo, abnegación y sacrificio, y les recompense con éxito y bienestar su sincera entrega a esta hermosa patria llamada VENEZUELA. Sigamos adelante… ¡Sí se puede!

Ing. Agr. M. Sc. Werner Gutiérrez Ferrer

Exdecano de la Facultad de Agronomía de LUZ

@WernerGutierrez

Lee también: OPINIÓN | ¡Los Ingenieros Agrónomos no nos rendiremos!, por Werner Gutiérrez Ferrer

Share