Cosechar una hectárea de ajo en Mérida cuesta más de 9 millones de bolívares

Productores andinos  recomiendan comprar insumos con antelación para poder disminuir los costos. La poca disponibilidad de maquinaria en alquiler paraliza en ocasiones las jornadas.

Milagros Palomares
Fotos: Tulio Villarreal/ @konukito

Sacar adelante la siembra de una hectárea de ajo  en los Andes Venezolanos puede superar los 9 millones de bolívares.

Los costos varían si se tiene acceso o no a comprar, total o parcialmente, insumos y fertilizantes en Agropatria  (la compañía de suplementos agrícolas del Gobierno), pero la realidad es que la mayoría de los agricultores están obligados a comprarlos “por fuera” incrementándose la inversión.

Fotos: Cortesía Tulio Villarreal

“Hace seis meses un litro de insecticida-acaricida costaba 4.000 Bs. y actualmente está en 25.000 Bs. Puede que con la cosecha uno recupere los 4.000 Bs. pero no alcanza ni para comprar un nuevo litro, siendo así entonces el resultado final es que muchos productores no pueden volver a sembrar”, reflexiona el productor Tulio Villarreal, quien se confiesa un “enamorado del campo”.

“Si el agro en Venezuela tuviera otras condiciones yo estaría más enamorado del campo, para uno que está entre el pequeño y mediano productor no es fácil cultivar, a veces tenemos que pararnos por falta de maquinaria porque las pocas que están operativas y puestas en alquiler no son suficientes y lamentablemente el tiempo que se pierde es valioso”, agrega.

Lea también: REPORTAJE | Las “heladas” afectan los cultivos de papa en Mérida

En referencia a la escasez de insumos necesarios; para no detener la siembra del ajo en su finca – ubicada en Apartaderos – a Villarreal no le ha quedado más opción que comprar “por fuera” los insumos agrícolas. “He utilizado productos que son necesarios para detener enfermedades fungosas y que cuestan 100.000 bolívares un litro”.

Una hora de alquiler de un  tractor para trabajos de arado  cuesta 12.000 bolívares y una hora de máquina para trabajos en el terreno está en Bs. 21.000 (el arado se utiliza una sola vez en la preparación del terreno).

En la fumigación de los cultivos de ajo a precios actuales se pudieran invertir hasta 3 millones de bolívares por hectárea durante el ciclo de cosecha.

El productor andino enfatizó que para mantenerse de pie en el campo se tiene que ejecutar un trabajo muy planificado.

Leer también: ENTREVISTA | “Plantar una hectárea de pimentón hoy cuesta 21 veces más”

“La compra de insumos con antelación ayuda a bajar un poco los costos. Creo que no se pudiera sacar adelante los cultivos si se compra todo en el momento. Yo aún tengo productos que me costaron 3.000 Bs y que hoy cuestan más de 20.000 Bs”.

Cortesía: @konukito

Advirtió: “Si no hay base económica quiebras. Se debe tener buen capital para seguir cultivando cuando el precio de venta no es el esperado, en el mejor de los casos si fue una buena cosecha se puede dejar de semilla,  si toca venderla puedes recuperar costos monetarios, pero si lo ajustas por inflación a lo que cuesta volver a sembrar, resulta que perdiste tu inversión”.

Otra razón que afecta la motivación del productor en la siembra de ajo es el precio del kilo a pie de finca, es muy inestable.

Según Villarreal, “todos quisiéramos que fuera más estable el precio, pero es un tema de oferta y demanda”. La semana pasada se cotizó en Mérida el kilo de ajo en concha de 2.500 a 2.800 bolívares. “Se vende el saco según peso a pie de finca, o según el tamaño, si así lo requiere quien lo comercializa”.

El año pasado –precisó-  el ajo estuvo “barato” por varios meses. “Aunque llegó a venderse  en  3.500 Bs/kg a mediados de año, luego cayó a Bs. 1.000 y estuvo tan bajo que llegó a 400 bolívares durante el último trimestre del 2016”.

A pesar de los altos costos y la dificultad para comprar los insumos agrícolas, el productor merideño cobija una esperanza: “Cada día se ve mucha gente joven de nuevo en el campo y muchas personas haciendo un enorme esfuerzo y sembrando más, es un poco contradictorio porque mientras muchos tiran la toalla, mucha gente ve en el campo una salida a la crisis”.

 ¿Cómo se siembra el ajo?

Una vez seleccionado el ajo de un lote sano, y se se haya desarrollado bien durante todo el ciclo de cultivo (180 días), se desgrana y se procede a la siembra, que se realiza en camellones (extensiones de terreno que tienen aproximadamente 50 a 60 centímetros de ancho, y una separación entre sí de 8 a 10 centímetros). La semilla se coloca manualmente a una distancia de 3 a 5 centímetros.

La germinación ocurre 7 -12 días después de la siembra. Luego de cosechado el ajo se dispone al secado, extendido en el mismo terrenopor 3 o 5 días, según las condiciones climáticas, para proceder a quitar las ramas y llenar los sacos, que pesan un promedio de 55 kilos.

COSTOS ESTIMADOS PARA EL PRODUCTOR DEL CULTIVO AJO 

A FEBRERO 2017

Maquinaria:  Bs. 200.000

Semilla:  Bs. 3.900.000 Bs

Abonado del terreno: Bs. 1.000.000

Insumos (Insecticidas-Acaricidas, Fungicidas y fertilizantes foliares): Bs. 3.000.000

Mano de Obra: Bs. 1.200.000

Total Estimado: Bs. 9.300.000

Share