Colapsadas las plantas procesadoras de leche por caos eléctrico en Venezuela

Restringen a productores la recepción de leche en Parmalat, Nestlé, Inlaca y La Pastoreña. El sector cárnico también está en emergencia.

Milagros Palomares

Por las constantes fallas del sistema eléctrico en Venezuela, las plantas procesadoras de leche están restringiendo la recepción de los ordeños a los productores primarios, generando un colapso en el sector lácteo.

En un punto crítico se encuentran las plantas Parmalat y Nestlé, en Barinas, Inlaca, en Valencia, y La Pastoreña, en Barquisimeto.

La información fue confirmada a Vida Agro por un productor de leche especializada, cuya unidad de producción está ubicada en el estado Portuguesa, y que semanalmente arrimaba 21 mil litros de leche a la planta La Pastoreña. Actualmente solo puede producir 13 mil litros a la semana.

“El colapso eléctrico del país ha hecho que las plantas no puedan procesar grandes volúmenes de leche al día porque ellas tienen que generar su propia electricidad. En el caso de la planta La Pastoreña hubo problemas, y una línea de procesamiento se paró. Es complicado y se corre el riesgo de perder la leche UHT (larga duración). Cuando sucede esto la leche se desvía a las queseras, pero estas también están colapsadas porque la mayoría no tienen plantas eléctricas”, detalló el productor que pidió no ser identificado.

Otro factor que ha complicado el escenario, añade el ganadero, es el encaje legal al 100%, que está afectando a todos los sectores económicos del país.

“Esto trajo como consecuencia que se ha alargado la estadía de leche en fondo en las plantas. Antes no habían semanas en fondo, nosotros entregábamos la leche hoy y a la semana siguiente nos pagaban; ahora esto se ha alargado, hay plantas que tienen dos y tres semanas de leche en fondo, nada rentable para el productor. Entonces los productores especializados tomamos medidas en las fincas para bajar la producción de leche, como por ejemplo, bajando la alimentación en el ganado y ordeñando una sola vez al día”, afirmó.

“Es muy difícil producir así. A pesar de que tenemos pozos de agua, sin luz no podemos lavar los equipos de ordeño, ni las vaqueras En el estado Portuguesa llevamos cinco días sin electricidad, no ha llegado ni un minuto, nos hemos sostenido a punta de planta eléctrica. ¿Cómo enviamos la leche para Barquisimeto así si hay problemas de recepción en las procesadoras?”, se lamentó la fuente, quien describió el drama que viven en las fincas.

El sector cárnico también está en emergencia en Venezuela, según informó el mismo productor, que cría ganado en el estado Falcón.

“El matadero de Valencia está colapsado por la cantidad de animales en sus cavas. Desde la semana pasada, los distribuidores no pueden sacar el ganado a las carnicerías porque las carnicerias no tienen refrigeración, eso impide matar nuevos animales. La situación se complicará aún más en los próximos días”, aseguró.

Share