Baja la comercialización y los precios de las hortalizas en el Páramo Andino

La inseguridad en las carreteras y el miedo a saqueo de los camiones han llevado a las comercializadoras a no viajar al páramo venezolano a comprar las verduras y hortalizas.

Sirlene Araujo

Productores merideños informaron a Vida Agro que las ventas a las comercializadoras han bajado así como los precios de las hortalizas al productor.

“Con el problema de las trancas y protestas está afectada la comercialización de hortalizas en los páramos merideños, ha mermado mucho. También hay que sumarle caída de consumo, pero principalmente se debe a que pocos comercializadores se están arriesgando a viajar”, contó un productor de papa en Mérida quien prefirió el anonimato.
Precisó que “los precios hasta hace unas cinco o seis semanas se ubicaban en 800-1.000 Bs/kg la papa, y el ajo en 3.200-3.600 Bs/kg. Hace unas semanas eran precios buenos, hoy están en 500-600 bolívares el kilo de papa y 1.700-2.000 el kilo de ajo”, lo que representa una merma de 38% en el caso de la papa y 47% en el caso del ajo.

“Hay que tomar en cuenta que un saco de semilla de papa está en 80.000 bolívares, o sea, que por ejemplo yo vendí a 25.000 bolívares el saco, y necesito vender más de tres para hacer un saco de semilla para volver a sembrar”, explicó.
Las protestas que comenzaron hace 45 días, y se intensificó en las últimas dos semanas, ya se sienten sus efectos en el abastecimiento de alimentos y demás productos.

“El problema es la inseguridad que hay en las vías, muchos vándalos se aprovechan para saquear los camiones que pasan. Eso viene pasando antes de que empezaran las protestas, lo que pasa es que ahora se intensificó con las trancas de las carreteras”, manifestó a este portal un comercializador de verduras que distribuye desde Timotes a Maracaibo y el centro del país.

La semana pasada habitantes de los pueblos merideños, como Pueblo Llano, cerraron el acceso a la carretera Trasandina que comunica a Los Andes con el occidente del país, en protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro. También en Caja Seca (Zulia) y en Táchira (Capacho y La Guásima) han sido las localidades que más han acentuado las protestas y los que más han sufrido la represión de los órganos del Estado.

Gerson Pabón, directivo de los productores de papas del estado Táchira, dijo este lunes, según reseña El Estímulo, que ciertamente hay un bajísimo despacho de mercancías que se dio en los últimos días. “Prácticamente no hubo despacho. Estimamos que saldrán entre 5% y 10% de los camiones que normalmente salen de Táchira”, dijo el productor desde La Grita, el principal centro de acopio de productos perecederos de esa entidad andina, desde donde parten semanalmente cerca de 6.000 camiones con verduras y hortalizas.

Pabón afirmó que por ahora, la mercancía acopiada será distribuida entre hospitales, comedores e instituciones benéficas para su reparto entre los más necesitados. “No se perderá y será en su mayoría donada”, dijo.

Sostuvo que la medida es tomada por la mayoría de los productores de Táchira, Trujillo, Mérida, sur de Zulia y parte de Barinas, en resguardo por la ola de saqueos y robos de las que han sido víctimas los transportistas en los últimos días, así como por “el matraqueo al que son sometidos por efectivos de la Guardia Nacional y Policía Nacional Bolivariana”.

“Hasta que no haya seguridad no saldrán, porque no se van a exponer millones de bolívares que cuesta la unidad y la mercancía que trasladan”, dijo el vocero, asegurando que ya hasta para despachar los productos en el propio San Cristóbal se ha convertido en toda una proeza.
“Sabemos que esta medida traerá más problemas de abastecimiento porque mucha gente cuenta con los gochitos para comprar verduras porque es más barato, pero estamos cansados de exponer no solo los ingresos sino la vida”, dijo, recordando que los pocos ferieros que decidieron salir lo hacen a su propio riesgo.

Share