ARTÍCULO | Conociendo la planta de soya (Parte IV), por Pedro Raúl Solórzano

Este documento es la parte IV(IV/IV) de otros que conforman el tema: “Conociendo la planta de soya”, completando así la información sobre crecimiento y nutrición de esta planta, aspectos muy importantes para el manejo de la fertilización del cultivo en el campo.

 

Pedro Raúl Solórzano Peraza

IV.-Manejo de la fertilización de la soya.

 

En mayo de 2017 publiqué en mi blog: www.pedroraulsolorzanoperaza.blogspot.com un documento titulado “Instructivo para la producción de soya en Venezuela”, recomendándose a los interesados en producir soya en el país, revisarlo en su totalidad, ya que presenta una secuencia de consideraciones para el manejo del cultivo en las áreas potenciales para su producción. En esta oportunidad, vamos a hacer énfasis solamente en el manejo de la fertilización.

LEE las 3 partes de Conociendo a la planta de la soya:

ARTÍCULO | Conociendo la planta de soya (Parte I), por Pedro Raúl Solórzano

Una buena proporción de los suelos que en Venezuela se han dedicado a la producción de soya, donde se incluye el noreste del estado Guárico y las sabanas orientales de Anzoátegui y Monagas, son de pobre fertilidad natural y en muchos casos asociada a problemas de acidez. También se señala como zona de un gran potencial para la producción de este cultivo, el sector maicero de los Llanos occidentales, donde la soya se puede sembrar como segundo cultivo después de cosechar el maíz que es el cultivo principal (también se puede evaluar la posibilidad de sembrar después de un ciclo de arroz). En cada caso, y en otras regiones potenciales para la siembra de soya, el problema de la fertilización es completamente diferente, ya que por ejemplo en las sabanas orientales se debe afinar muy bien los programas de fertilización por su pobreza y frecuente acidez de los suelos, mientras que en los Llanos Occidentales, la soya generalmente se ubica como segundo cultivo y se aprovecha total o parcialmente el efecto residual de los fertilizantes aplicados al maíz (o al arroz) que es el cultivo principal.

 

Lo importante es saber que para proporcionar a las plantas sus requerimientos nutritivos, se deben aplicar aquellos elementos deficientes a través de programas de fertilización, procurando que estén disponibles especialmente cuando la planta los absorbe a las mayores tasas. De esta manera, para establecer programas de fertilización eficientes se debe conocer la fertilidad del suelo por medio de los análisis de suelo, el patrón de acumulación de nutrientes por la planta, el estado nutritivo de la planta en momentos críticos de su ciclo de vida por medio de análisis de tejidos, y los requerimientos nutritivos de la variedad para un determinado nivel de rendimiento.

 

Entonces, no se debe recomendar una dosis generalizada de fertilizantes, ya que la cantidad de nutrientes a aplicar va a depender de las condiciones de cada sistema suelo-clima que se utilice para la producción de soya. A continuación se presenta una forma de calcular un adecuado programa de fertilización para el cultivo de la soya, partiendo de un análisis de suelo y utilizando la “Clave para elaborar programas de fertilización de los cultivos” (aún no publicada):

 

1.-Si el suelo tiene problemas por excesos de sales solubles, se debe consultar con un especialista para su recuperación o no sembrar soya en esas condiciones.

 

2.-pH del suelo >5,5, no hay problema de acidez. Si el pH del suelo < 5,5 corregir según las siguientes instrucciones:

 

2.1.-Contenido de arena superior a 50% y contenido de arcilla igual o inferior a 20%:

-pH entre 4,7 y 5,4: aplicar 400 kg de caliza agrícola/ha

-pH inferior a 4,7: aplicar 600 kg de caliza agrícola/ha

La caliza se aplica uniformemente sobre la superficie del suelo húmedo y se incorpora con los implementos de labranza. En este tipo de suelos, esperar al menos una semana para fertilizar y sembrar.

 

2.2.-Contenido de arcilla igual o inferior a 30%, con excepción de suelos arenosos, areno francosos y franco arenosos:

-pH entre 4,7 y 5,4: aplicar 800 kg de caliza agrícola/ha

-pH inferior a 4,7: aplicar 1.000 kg de caliza agrícola/ha

La caliza se aplica uniformemente sobre la superficie del suelo húmedo y se incorpora con los implementos de labranza. En este tipo de suelos esperar al menos dos semanas para fertilizar y sembrar.

 

2.3.-Contenido de arcilla superior a 30%:

-pH entre 4,7 y 5,4: aplicar 1.200 kg de caliza agrícola/ha

-pH inferior a 4,7: aplicar 1.800 kg de caliza agrícola/ha

La caliza se aplica uniformemente sobre la superficie del suelo húmedo y se incorpora con los implementos de labranza. En este tipo de suelos esperar al menos tres semanas para fertilizar y sembrar.

 

3.-Fertilización con nitrógeno: la soya por medio de una simbiosis que se establece en las raíces de la planta con bacterias del género Bradyrhizobium, es capaz de fijar directamente el nitrógeno atmosférico para cubrir sus requerimientos. Entonces, se debe aplicar la fertilización biológica haciendo una adecuada inoculación de las semillas con las bacterias respectivas, inmediatamente antes de la siembra, y si el suelo es muy pobre, se recomienda aplicar una dosis stándard de 20 kg de N/ha en una sola fracción al momento de la siembra, lo cual permite asegurar el suministro de este nutriente hasta cuando se inicie el proceso de fijación de N atmosférico por parte de las bacterias. En suelos pobres, de baja fertilidad, se recomienda utilizar inoculantes que contengan molibdeno.

 

4.-Fertilización con fósforo:

 

4.1.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de P: como el suelo se encala o el pH>5,5, aplicar 70 kg de P2O5/ha.

 

4.2.-El análisis de suelo indica nivel MEDIO de P: como el suelo  se encala o el pH>5,5, aplicar 50 kg de P2O5/ha.

 

4.3.-El análisis de suelo indica nivel ALTO de P: como el suelo se encala o el pH>5,5, aplicar 30 kg de P2O5/ha.

 

5.-Fertilización con potasio:

 

5.1.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de K:

 

5.1.1.-El contenido de arena es superior a 50% y el contenido de arcilla es inferior a 20%: aplicar 120 kg de K2O/ha, fraccionado, una fracción de 60 kg de K2O/ha al momento de la siembra y otra fracción de 60 kg de K2O/ha a los 30-35 días de edad del cultivo.

 

5.1.2.-El contenido de arcilla del suelo es inferior a 30%, excepto suelos arenosos, areno francosos y franco arenosos: aplicar 140 kg de K2O/ha en una sola fracción al momento de la siembra.

 

5.1.3.-El contenido de arcilla del suelo es igual o superior a 30%: aplicar 160 kg de K2O/ha, una sola fracción al momento de la siembra.

 

5.2.-El análisis de suelo indica nivel MEDIO de K:

 

5.2.1.-El contenido de arena es superior a 50% y el contenido de arcilla es inferior a 20%: aplicar 100 kg de K2O/ha, fraccionado, una fracción de 50 kg de K2O/ha al momento de la siembra y otra fracción de 50 kg de K2O/ha a los 30-35 días de edad del cultivo.

 

5.2.2.-El contenido de arcilla del suelo es inferior a 30%, excepto suelos arenosos, areno francosos y franco arenosos: aplicar 110 kg de K2O/ha en una sola fracción al momento de la siembra.

 

5.2.3.-El contenido de arcilla del suelo es igual o superior a 30%: aplicar 120 kg de K2O/ha, una sola fracción al momento de la siembra.

 

5.3.-El análisis de suelo indica nivel ALTO de K:

 

5.3.1.-El contenido de arena es superior a 50% y el contenido de arcilla es inferior a 20%: aplicar 40 kg de K2O/ha, fraccionado, una fracción de 20 kg de K2O/ha al momento de la siembra y otra fracción de 20 kg de K2O/ha a los 30-35 días de edad del cultivo.

 

5.3.2.-El contenido de arcilla del suelo es inferior a 30%, excepto suelos arenosos, areno francosos y franco arenosos: aplicar 70 kg de K2O/ha en una sola fracción al momento de la siembra.

 

5.3.3.-El contenido de arcilla del suelo es igual o superior a 30%: aplicar 100 kg de K2O/ha, una sola fracción al momento de la siembra.

 

6.-Relación Ca/Mg: en los programas de fertilización se debe mantener la relación Ca/Mg intercambiables con valores entre 2 y 7. Cuando la relación es baja (<2) porque hay poco Ca o mucho Mg y se encala, generalmente al encalar se corrige la relación Ca/Mg; si no se encala porque el pH es adecuado, se debe corregir la relación Ca/Mg aplicando 400 kg de caliza/ha. Cuando la relación Ca/Mg es alta (>7) porque hay muy poco Mg, se corrige aplicando 50 kg de MgO/ha, utilizando sulfato de magnesio o sulpomag.

 

7.-Fertilización con micronutrientes: en este caso, donde no tenemos mucho espacio para explicar a fondo el manejo de los micronutrientes, solo vamos a referirnos a las aspersiones preventivas. Si el análisis de suelo indica que el suelo es pobre en micronutrientes, o si no se reportan los niveles de micronutrientes pero el pH del suelo es de tendencia alcalina o mayor que 7,0, o si el suelo es en general muy pobre y de texturas gruesas (a, af y fa), las aspersiones preventivas de micronutrientes se consideran una buena opción.

 

En esas aspersiones preventivas se deben utilizar fertilizantes foliares que contengan mezcla de  micronutrientes, en dos aplicaciones, una en la primera etapa de alta tasa de crecimiento, que ocurre después del inicio de la floración (estados R1-R2) y, la otra, dos semanas después. Según la concentración de nutrientes en el fertilizante se aplican dosis que varían entre 0,5 y 1,0 kg/ha disueltos en 100 a 200 litros de agua, o puede seguir las instrucciones del fabricante, o puede consultar un especialista.

 

Consideración final: en las siembras de soya durante el ciclo Norte-Verano de los Llanos Occidentales, si este cultivo sigue a un cultivo de maíz o arroz que fue adecuadamente fertilizado y se realiza una correcta inoculación de las semillas, no es necesario aplicar fertilizantes, ya que la soya aprovechará el efecto residual de P y K, y el nitrógeno será suministrado por la mineralización de la materia orgánica y la fijación biológica. Esto representa una disminución significativa de los costos de producción, por lo que el punto de equilibrio de la gestión se obtiene con rendimientos modestos de la soya, que son los más probables durante estas siembras con poca lluvia y con variedades precoces.

 

A continuación se presenta un ejemplo, para que el productor o su asesor tengan una mejor orientación en la elaboración de los programas de fertilización, partiendo de un análisis de sueloy utilizando la “Clave para elaborar programas de fertilización de los cultivos”.

 

PROGRAMA DE FERTILIZACIÓN EN SOYA (Ejemplo)

 

Suelo ubicado en el Sector El Caruto, Municipio Maturìn, estado Monagas.

 

Profundidad de la muestra: 0-20 cm

Arena: 76,7%

Limo: 15,3%

Arcilla: 8,0%

Clase textural (Bouyoucos modificado): franco arenoso (Fa) lìmite con areno francoso (aF)

Suspensión 1:2:

pH: 4,96

CEsmS/cm: 0,07

Carbono orgánico (W. and B.): 0,33%

Fósforo (Olsen): 3 ppm

Potasio (NH4OAc 1 N): 12 ppm

Al+++intercambiable: 0,10 me/100 g de suelo

Ca++intercambiable: 0,52 me/100 g de suelo

Mg++intercambiable: 0,36 me/100 g de suelo

Fe (Mehlich 1): 44,0 ppm

Cu (Mehlich 1): 0,4 ppm

Zn (Mehlich 1): 0,4 ppm

Mn (Mehlich 1): 9,5 ppm

CEsmS/cm multiplicado por 100 equivale a antiguo CE x 105

 

INGRESO A LA CLAVE (con los valores del análisis de suelo):

 

1.I.-VALORES DE CONDUCTIVIDAD ELÉCTRICA (CE expresada en mS/cm = dS/m = mmhos/cm)

 

1.I.1.-CE en suspensión 1:2 = 0,07 mS/cm <1,0, el suelo no tiene problemas de excesos de sales solubles, pasar directamente al punto 1.II

 

1.II.-REQUERIMIENTO DE ENCALADO (Se aplica para corregir el pH de los suelos ácidos)

 

1.II.2.-pH del suelo = 4,96, < 5,5: ingrese aquí según las indicaciones siguientes:

 

1.II.2.a.-Contenido de arena superior a 50% y contenido de arcilla igual o inferior a 20%:

 

-pH entre 4,7 y 5,4: aplicar 400 kg de caliza agrícola/ha

 

La caliza se aplica uniformemente sobre la superficie del suelo húmedo y se incorpora con los implementos de labranza. En este tipo de suelos, arenosos, esperar al menos una semana para fertilizar y sembrar.

 

1.III.1.a.-Cultivos de ciclo corto leguminosas: las especies de plantas pertenecientes a la familia leguminosas o fabáceas (como por ejemplo soya, caraotas, frijol y otras), por medio de una simbiosis que se establece en las raíces de la planta con bacterias del género Rhizobium o Bradyrhizobium, son capaces de fijar directamente el nitrógeno atmosférico para cubrir sus requerimientos. En estos casos, si el suelo es muy pobre, se recomienda aplicar una dosis stándard de 20 kg de N/ha en una sola fracción al momento de la siembra, lo cual permite asegurar el suministro de este nutriente hasta cuando se inicie el proceso de fijación de N atmosférico por parte de las bacterias.

 

Para que la simbiosis entre la planta leguminosa y la bacteria específica sea efectiva, es preciso aplicar la “fertilización biológica nitrogenada”,haciendo una adecuada inoculación de las semillas inmediatamente antes de la siembra. En estos suelos pobres se recomienda utilizar inoculantes que contengan molibdeno.

 

Aplicar 20 kg de N/ha al momento de la siembra, si utiliza urea:

 

-Aplicar 20/0,46 = 43,5 kg de urea/ha (se puede aproximar a 50 kg de urea/ha)

 

1.IV.1.a.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de P:

 

1.IV.1.a.2.-El pH del suelo es < 5,0 y encala: aplicar 70 kg P2O5/ha. Si utiliza:

 

Fosfato diamónico, aplicar 70/0,46=152 kg/ha

 

1.V.1.a.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de K:

 

1.V.1.a.1.-El contenido de arena es superior a 50% y el contenido de arcilla es inferior a 20%: aplicar 120 kg de K2O/ha, fraccionado, una primera fracción de 60 kg de K2O/ha al momento de la siembra y otra fracción de 60 kg de K2O/ha a los 30-35 días de edad del cultivo. Si utiliza en cada fracción:

 

Cloruro de potasio, aplicar 60/0,6=100 kg/ha

 

1.VI.1.a.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de Ca o de Mg:

 

1.VI.1.a.1.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de Ca:

 

En este caso, como  se está encalando el suelo para corregir la acidez aplicando 400 kg de caliza/ha, y como el suelo es de textura gruesa (arenoso) con baja capacidad amortiguadora, se considera que esa cantidad de caliza es suficiente para corregir también la insuficiencia de Ca.

 

1.VI.1.a.2.-El análisis de suelo indica nivel BAJO de Mg:

 

-Aplicar 50 kg de MgO/ha. Si utiliza:

 

Sulfato de magnesio con 24% de MgO, aplicar 50/0,24=208 kg/ha.

 

-Sulpomag con 18% de MgO, aplicar 50/0,18=278 kg/ha; este fertilizante a la vez contiene 22% de K2O, por lo que además de suministrar 50 kg de MgO/ha, también  aporta 278 x 0,22=61 kg de K2O/ha.

 

1.VI.2.-VALORES DE LA RELACIÓN Ca/Mg PARA ESTIMAR DOSIS DE CALCIO O MAGNESIO A APLICAR.

 

1.VI.2.3.-Relación Ca/Mg = 0,52/0,36 = 1,44 < 2:

 

-Indica que hay excesos de Mg en relación al Ca y se debería aplicar caliza o yeso para mejorar esa relación.

 

Nota: en este caso hay que hacer una consideración que no aparece en la clave pero que es necesario tomar en cuenta y es en cierta forma subjetiva. La situación es que al corregir pH aplicando 400 kg de caliza/ha, se está corrigiendo también la insuficiencia de Ca y, consecuentemente, se considera que a pesar de aplicar Mg para corregir su insuficiencia, con ese encalado del suelo se está corrigiendo también la relación Ca/Mg, y no sería necesario aplicar más calcio al sistema porque se puede elevar mucho esta relación.

 

1.VIII.3.1.-El análisis de suelo indica niveles insuficientes de algún micronutriente: para este suelo el análisis indica que el nivel de Fe es MEDIO y los niveles de Cu, Zn y Mn son BAJOS. Debido a otras características del suelo, como su textura gruesa, lo más probable es que también sea BAJO el nivel de boro (B). Para la corrección de esta condición de insuficiencia de micronutrientes se presentan dos opciones:

 

1.VIII.3.1.a.-Aplicar al suelo antes de la siembra, una fuente de los micronutrientes insuficientes, preferiblemente mezclado lo más uniformemente posible con el fertilizante utilizado en el abonamiento de base:

 

          -Hierro: aplicar 40 kg de FeSO4.7H2O/ha

-Cobre: aplicar 10 kg de CuSO4.5H2O/ha

          -Manganeso: aplicar 20 kg de MnSO4/ha

          -Zinc: aplicar 30 kg de ZnSO4/ha

          -Boro: aplicar 10 kg de bórax/ha

-Molibdeno: no se recomiendan aplicaciones al suelo. En este cultivo, se recomienda aplicar Mo con el inoculante para tratar la semilla.

 

1.VIII.3.1.b.-Aspersiones preventivas: en este caso sabemos, porque lo indica el análisis, que el suelo es pobre en micronutrientes, por lo tanto, las aspersiones preventivas de micronutrientes se consideran una buena opción. Se utilizan fertilizantes foliares que contienen mezcla de esos micronutrientes ya que los niveles de todos ellos están en categoría BAJO. Estos fertilizantes foliares con mezclas de micronutrientes en concentraciones relativamente altas, generalmente se ofrecen como productos sólidos de alta solubilidad, con los nutrientes en forma quelatada o no. La recomendación es la siguiente:

 

Se hacen dos aplicaciones, una en la primera etapa de alta tasa de crecimiento, que ocurre en el período de floración (estados R1-R2), y la otra, dos semanas después. Según la concentración de nutrientes en el fertilizante se aplican dosis que varían entre 0,5 y 1,0 kg/ha, disueltos en 100 a 200 litros de agua, o se pueden utilizar las recomendaciones del fabricante. Se pueden combinar estas aplicaciones con plaguicidas si fuese necesario algún combate de plagas.

 

Queda a decisión del productor o de su asesor la opción a aplicar.

 

RESUMEN DEL PROGRAMA DE FERTILIZACIÓN.

 

1.-Encalar: con el suelo húmedo se esparce sobre la superficie del suelo 400 kg de caliza agrícola/ha. Incorporar la caliza con los implementos de labranza y esperar al menos una semana para continuar las labores.

 

2.-Una semana después de la incorporación de la caliza y que el suelo haya tenido suficiente humedad para una buena reacción entre la caliza y los componentes del suelo, se aplican los fertilizantes recomendados.

 

3.-Realizar inoculación de las semillas inmediatamente antes de la siembra siguiendo el punto 1.III.1.a de la clave. Procurar que no quede semilla tratada de un día para otro.

 

4.-Los fertilizantes a aplicar al momento de la siembra, considerando los productos más frecuentes en el mercado nacional, serían:

 

Opción 1:

 

a.-Fosfato diamónico (DAP): 152 kg/ha. Este producto aporta los 70 kg de P2O5/ha  estimados más 27 kg de N/ha.

b.-Urea: Si se utiliza fosfato diamónico, no es necesario aplicar los50 kg de urea/haque fueron estimados previamente.

c.-Sulpomag: 278 kg/ha. Esta cantidad de sulpomag cubre los 50 kg de MgO/ha requeridos, más 61 kg de K2O/ha que cubrirían la primera fracción de potasio que se estimó en 60 kg de K2O/ha.

d.-Sulfato ferroso heptahidratado 40 kg + sulfato de cobre pentahidratado 10 kg + de sulfato de manganeso 20 kg +  sulfato de zinc 30 kg + bórax 10 kg.

 

Todos estos productos se pueden mezclar (152 + 278 + 40 +10 + 20 + 30 + 10 = 540 kg de mezcla de fertilizante/ha), con el inconveniente de que las fuentes de micronutrientes son en polvo y los otros fertilizantes son granulados.

 

Opción 2: Es la misma opción anterior pero no se aplican los micronutrientes al suelo si no en aspersiones preventivas según la recomendación 1.VIII.3.1.b. De esta manera, la cantidad de fertilizante a aplicar al momento de la siembra (en el abonamiento de base) se reduce a 430 kg/ha.

 

Opción 3:

 

a.-Fosfato diamónico (DAP): 152 kg/ha. Este producto aporta los 70 kg de P2O5/ha  estimados más 27 kg de N/ha.

b.-Urea: si se utiliza fosfato diamónico, no es necesario aplicar los 50 kg de urea/haque fueron estimados previamente.

c.-Cloruro de potasio: 100 kg/ha.

d.-Sulfato de magnesio monohidratado: 208 kg/ha.

e.-Los micronutrientes se aplican en aspersiones preventivas según lo recomendado en 1.VIII.3.1.b.

 

Estos productos se mezclan y resultan en 152 + 100 + 208 = 460 kg de fertilizante/ha, que se deben aplicar al momento de la siembra como abonamiento de base.

 

5.-Los fertilizantes a aplicar en los reabonos serían los siguientes:

 

a.-A los 30 días de edad del cultivo aplicar cloruro de potasio 100 kg/ha.

 

Buena suerte con su cultivo.

 

Sin fertilizantes es imposible producir la cantidad de alimentos que necesitamos para satisfacer los requerimientos de la población.

 

En Amazon está a la venta el libro del autor: “Fertilidad de suelos y su manejo en la agricultura venezolana”. Tiene información muy útil para mejorar la práctica de fertilización de los cultivos, con miras a una mayor productividad y a un mejor trato a los suelos y al ambiente en general, https:/www.amazon.com/dp/1973818078/

 

Pedro Raúl Solórzano Peraza

 

pedroraulsolorzano@yahoo.com

 

Share

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.