Aquiles Hopkins a Vida Agro: “Contamos con el 30% de los insumos y eso alcanza para sembrar 150 mil hectáreas”

El recién juramentado presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, concedió una entrevista a Vida Agro.

Sirlene Araujo
Fotografía: Cortesía Fedeagro

Hopkins, quien se desempeñaba como el primer vicepresidente de la Confederación, asumió desde el miércoles 26 de abril, las riendas del gremio agrícola más importante del país, quien fue guiado en los últimos cuatro años por Tony Pestana.

En medio de su primer directorio como presidente de Fedeagro, en conversación telefónica con Vida Agro, el productor guariqueño adelantó que ya están trabajando en “nuevos frentes”, pero afirmó que “seguirán una agenda de trabajo con el Gobierno nacional”.

“Es nuestro deber seguir exponiendo la problemática,  seguir buscando soluciones  (…) No hay que tirar la tolla, no descansaremos en nuestra lucha, no nos rendiremos”, expresó.

Manifestó que no puede dar estimaciones de producción para este año hasta que no se encamine la siembra, pues no ha terminado de arrancar por falta de insumos. “En el mejor de los casos, este 2017 sembraremos lo que alcanzamos en 2016”. “Trataremos de no continuar cayendo”, sostuvo.

Usted asume la presidencia de Fedeagro en el peor momento del agro venezolano, ¿cuáles será las acciones a seguir, va a seguir la línea de Tony Pestana  o dará un giro?

-Efectivamente,  nosotros asumimos el sector agrícola y el país, en general, en una profunda crisis. Y hoy, según la recién encuesta difundida por Hercon, ratifica que el primer problema que afrontamos los venezolanos es la escasez y el desabastecimiento  de los alimentos, y la caída de la producción nacional de alimentos lo  ha agravado.

En cuanto a la política de Fedeagro, la base es la misma. El 70% es el mismo equipo. Tony cumplió sus cuatro años aquí al frente, yo que era el primer vicepresidente y paso a ser ahora el presidente. Así que la línea básica se mantiene.

Vamos a seguir con una agenda de trabajo con el Gobierno nacional. Vamos  a seguir explicándole nuevamente por qué estamos en esta profunda crisis hoy, por qué ha caído la producción nacional de alimentos en los últimos 10 años, y qué es lo que no se debe seguir haciendo, cuáles son los errores que se han cometido en materia de política agrícola que nos han traído hasta este momento.

-Pero, ¿usted no cree que el Gobierno sabe perfectamente lo que está pasando en el campo y parece que más bien es una política de ellos que  el campo esté como esté? ¿Qué más le van a explicar,  no le parece que hay que cambiar la estrategia?

-Sí creo que el Gobierno lo sabe, pero es nuestro deber seguírselo diciendo. Es nuestro deber seguir exponiendo la problemática, seguir buscando soluciones. Y como te digo abrir otro frente. La relación con el Gobierno nacional es fundamental.   Dentro de la relación con el Gobierno está toda la comunicación y el diálogo que hemos tenido con  el Ministerio de Agricultura y Tierras.

-¿Y  ha tenido resultados esa relación?

-Absolutamente ninguno.

-¿Entonces?

-Bueno, pero esto lo vamos a profundizar. Lo que pasa es que es el Gobierno. ¿Qué podemos hacer?, es el Gobierno… Hay que seguir intentando que ellos comprendan. Y es necesario tener la agenda de trabajo con el Gobierno nacional.

Hasta el día de hoy solo ha sido con el Ministerio de Agricultura y con el Consejo de Economía Productiva. Ahora, vamos  a ampliar la agenda de trabajo que no solo sea con el Ministerio de Agricultura, sino también el Ministerio de Finanzas, el Banco Central de Venezuela, el Ministerio de Alimentación, y los representantes de la Gran Misión Abastecimiento Soberano. Con ellos acentuaremos la agenda de trabajo, para explicarle a cada una de estas instancias del Poder Ejecutivo  cuál es la realidad que el  campo está enfrentando, cuál es el potencial que tenemos, qué necesitamos para poder producir y recuperar la producción nacional de alimentos.

Por otra parte, vamos a tener una agenda con el Legislativo. Las convocatorias, las solicitudes de reunión, todo está caminando.

Hay que generar el marco jurídico que el sector agrícola necesita. Tenemos una Ley de Tierras que desconoce la propiedad privada de los predios rurales y no puede ser, por lo que tenemos que generar un marco jurídico  que genere confianza  y seguridad y que impulse el retorno de la inversión al campo como factor fundamental para la recuperación.  Una ley de Semillas que nos llevó a 50 años de atrás no puede ser, una Ley del Trabajo que requiere de un reglamento especial para el sector agrícola, hay que hacerlo, se requiere volver a una Locti (Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología) donde financiábamos directamente los proyectos tecnológicos de iniciativa privada.

También vamos a profundizar el trabajo con las universidades, hay que llevar el conocimiento, la tecnología  a nuestros productores. No hay forma de recuperar el país, si no capacitamos a nuestra gente, sin transferencia de la tecnología.

-Sobre el tema de producción agrícola, el presidente saliente de Fedeagro, Tony Pestana, reveló en la asamblea anual realizada en Barquisimeto el pasado 26 de abril, que en 2016 se sembraron menos de 900 mil hectáreas en todo el país, ¿cuál es la estimación de Fedeagro para este 2017?

 -Esa foto la vamos a tener clara cuando avance el ciclo de siembra. Pero para que tengas una idea: En arroz la aspiración es a no seguir cayendo. Tenemos un potencial de siembra de 250 mil hectáreas, el año pasado solamente alcanzamos sembrar 110 mil el año pasado. Pues este año, la apuesta es esa, volver a llegar entre los dos ciclos, a las mismas 110 mil hectáreas de arroz.

En el caso del maíz, tenemos un potencial de siembra de 700 mil hectáreas. En el mejor de los casos, este 2017 sembraremos lo que alcanzamos en 2016: 450 mil hectáreas porque no hay semilla para más. Y tenemos un déficit importante de fertilizantes. De tal manera que trataremos de no continuar cayendo.

Si hablamos de hortalizas, vamos a volver a caer, pues en Los Andes venezolanos solo pudimos sembrar el 25% de la superficie el año pasado y el eje Guárico-Sur de Aragua donde se sembraban 2 mil y 3 mil hectáreas ya no se sembrarán, la inseguridad hizo que productores no siguieran produciendo.

Mientras que el caso del café, ya se cosechó pero no hay fertilizantes para volver a sembrar.

 -Pero según el ministro Wilmar Castro Soteldo el país tiene excedente de café e incluso se va a exportar

-Eso es totalmente falso.  Si hay excedente de café por qué estamos importando entonces. Somos importadores de café. En 2016-2017 apenas se produjo  500 mil quintales de café, no 3 millones como dice el ministro.

-Usted ha afirmado que la producción de este año dependerá de los insumos, ¿con cuánto cuentan realmente en este momento?

-Actualmente contamos con el 30% de los insumos (semillas, fertilizantes, agroquímicos) y eso alcanza para sembrar 150 mil hectáreas de cereales. No ha terminado de llegar la semilla, no hay suficiente fertilizante, no hay repuestos para maquinarias, no hay maquinarias. Estamos esperando que terminen de llegar.

-Además de la escasez de insumos al productor se la sumado que ahora se les está obligando a dar al Gobierno el 30% de su cosecha y si no lo hace no le venden insumos. ¿Es esto cierto?

-Sí, eso es cierto. Esto es coartar la libertad económica, la libertad del productor. Nosotros manifestamos nuestro total desacuerdo. Fue una decisión política de Agropatria.

-¿Y no se puede hacer nada, hay que darlo obligado?

-Bueno, siempre se ha hecho, dar una parte de la cosecha, arrimar a los silos del Estado, pero ahora fijaron que era el 30%. Agropatria no produce nada y mucho menos brinda servicios eficientes. El monopolio lo mantiene este ente. Por eso es que el Gobierno tiene que entender que este no es el camino, que va a seguir cayendo la producción si siguen con estas políticas que atentan contra el productor.

-El ministro Castro Soteldo ha acusado a Fedeagro de tener una campaña sobre los insumos para que les sea distribuido más…

-Nosotros  lo que queremos es trabajar, producir los alimentos. No queremos los insumos para guardarlos ni más faltaba, sino para sembrar lo que necesita el país. Sembrar es nuestra razón de ser. Y sin insumos cómo sembramos.

-¿Y usted tiene finca, ya sembró?

-Sí, tengo finca en Guárico. Siembro maíz y sorgo. Y no he sembrado. No tengo insumos, nada,  ni un litro. Pero no hay que tirar la tolla, no descansaremos en nuestra lucha, no nos rendiremos. Aquí nos necesitamos todos, desde el más pequeño hasta el más grande productor. Les decimos a todos los productores que cuentan con nosotros.

 

Share