5 claves de la agricultura en Cuba: ¿Lo que le depara al agro venezolano tras la Constituyente?

Ante la aprobación de la Constituyente en Venezuela que planea, entre otras acciones, ir a un estado de Propiedad Social o Comunal según estipula el Plan Nacional Simón Bolívar 1999-2020, en Vida Agro recopilamos estas 5 claves de la agricultura cubana que dan luces de lo que le depararía al agro venezolano de cumplirse lo que señala esta polémica Ley aprobada el pasado 30 de julio.

Equipo Vida Agro

Es pasmosa la similitud del sector agroalimentario cubano con el venezolano actualmente.  No hay duda que la agricultura criolla vive hoy su momento más oscuro, pues está en juego no solo la  libertad de propiedad, sino la jurídica e individual. Y así lo han venido alertando gremios como Fedeagro, FedenagaFegalago o Asoportuguesa, y expertos, como el exdecano de la Facultad de Agronomía, Werner Gutiérrez, en sus columnas de opinión publicadas en este portal.

“El gobierno no oculta su intención hegemónica de implementar “por vía constitucional” el modelo económico, agrícola, político y social, fracasado y retrogrado, que nos ha traído al punto más oscuro de nuestra historia, declarando incluso que las misiones tendrán a partir de la Constituyente Nacional Comunal, carácter constitucional, lo cual sin duda, representaría, que nuestro pueblo indefectiblemente estaría sometido por siempre a la miseria y el hambre. Es nuestra responsabilidad impedirlo, y conducir a Venezuela por los senderos del verdadero desarrollo, bienestar y progreso”, alerta Gutiérrez.

Para esta  síntesis recopilada, este portal trabajó con las informaciones publicadas en el portal cubano Martí Noticias, “la única institución enfocada en cubrir esencialmente el tema cubano con una visión alternativa que rompe la censura informativa. En la actualidad, “los Martí” cuentan con la red más grande de periodistas independientes que trabajan dentro de la isla y es referente obligatorio de informaciones sobre Cuba y para Cuba”.

Aquí las 5 claves de la agricultura en Cuba:

1.- En Cuba nadie es dueño de sus tierras.  La tierra se entrega en usufructo (préstamo o alquiler), pero no se vende, “es propiedad de todo el pueblo representado por el Estado. Se mantiene la propiedad social sobre los medios de producción, y las personas la gestionan”. Así lo ratifica Marino Murillo, miembro del buró político del Partido Comunista de Cuba, PCC (único) y el llamado zar de las reformas.

En julio de 2008, cinco meses después de asumir formalmente la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, sucediendo a su enfermo hermano Fidel, Raúl Castro institucionalizó mediante el Decreto-Ley 259 un programa piloto de concesión en usufructo de tierras estatales a agricultores individuales y cooperativas, con el fin de poner a producir las tierras estatales ociosas. Fue entonces que se establecieron períodos de usufructo de diez años para los individuos y de 25 años para las cooperativas.

2.- En la isla, la distribución de alimentos  es asumida por el mecanismo estatal de Acopios, lo que provoca que, según cálculos de la entidad, el 57 % de los alimentos se pierdan antes de llegar al consumidor.

En lugar de permitirse la venta libre de toda la producción en el mercado, como se hizo en Vietnam, Acopio se encarga en Cuba de recoger el grueso de las cosechas, que los agricultores están obligados a vender al Estado, y además decide los precios que va a pagar por ellas, y cuándo.

3.- La Oficina Nacional de Estadísticas e Información, Onei, reveló que de las tierras cultivables de la isla, el 56 % permanecen baldías. El informe también indica que en la producción agrícola 2016, salvo en unos pocos renglones, sólo se reportaron crecimientos marginales e insuficientes, estancamientos y retrocesos.

4.- En mayo, Mundubat, una Organización No Gubernamental de ayuda al Desarrollo (Ongd) con sede en el País Vasco afirmó que Cuba, donde trabaja con entidades del sector agropecuario, “está entre los países con una agricultura con más bajos rendimientos en América Latina”, una deficiencia que, dijo, está condicionada entre otros factores por la vulnerabilidad de los sistemas de producción a los efectos del cambio climático, pero también por “los equipamientos obsoletos, la escasa inversión en tecnología apropiada y limpia (y), el acceso limitado a insumos productivos adecuados”.

5.- Cuba impone límites a privados, fija precio tope a productos del agro. La medida, que fija límites en 23 renglones, afecta a todas las formas de comercialización privada, salvo los Mercados Agropecuarios de Oferta y Demanda

Los finqueros particulares deben comprar en el mercado negro, como combustible, semillas, ropa de trabajo, y los aperos de labranza, en la mayoría de los casos,  son de mala calidad.

Share

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.